Topo europeo (común), Talpa europaea

Topo europeo, Talpa europaea
Topo europeo, Talpa europaea
Peter O’Connor/CC BY-SA 2.0

Características del topo europeo

El topo europeo o topo común, con nombre científico Talpa europaea, es una especie de pequeño mamífero con una vida exclusivamente subterránea.

Este pequeño animal presenta un cuerpo de aspecto cilíndrico y compacto, con un peso medio entorno a los 100 gramos, y una longitud que varia entre 11 y 16 centímetros.

Su cuerpo está completamente cubierto de un vello corto, pero frondoso y brillante, de tono negro-grisáceo. La zona ventral, incluyendo el cuello, puede presentar un pelaje amarillento.

La cabeza del topo europeo destaca por su hocico alargado, sin orejas y con unos ojos diminutos sin capacidad visual. El topo común presenta vibrisas a modo de órganos táctiles muy desarrollados que suplen las deficiencias de visión, oído y olfato.

Las patas delanteras (con orientación lateral) están igualmente muy desarrolladas, lo que le ayuda a la actividad subterránea cuando excava túneles. Los dedos de estas extremidades están claramente definidos y cuentan con largas uñas. Mientras que las extremidades posteriores son de aspecto normal, pero con dedos y uñas alargadas.

Hábitat y comportamiento

La distribución natural del topo común viene marcada por dos factores fundamentales, los cuales están relacionados con su modo de vida subterráneo: suelos blandos para excavar con facilidad, pero no tanto como para que se desmoronen los túneles que elabora, y la abundancia de presas de las que poder alimentarse en el terreno donde habitan.

El topo europeo es un animal solitario y con gran carácter territorial, diseñando túneles que no llegan a entrecruzarse con los de los vecinos. Pueden abandonar sus túneles con carácter excepcional, por ejemplo cuando hay escasez de agua. Las galerías son aprovechables por periodos prolongados de tiempo.

Posee una actividad por ciclos de 8 horas, en los que prácticamente dedica la mitad de cada periodo para descansar.

Cuenta con un rango altitudinal muy amplio pudiendo encontrarse ejemplares de Talpa europaea desde el nivel del mar a los 2.000 metros. En cuanto a profundidad, los túneles se sitúan entre los 5 y los 30 centímetros.

Alimentación de Talpa europaea

Su alimentación es exclusivamente carnívora alimentándose principalmente de lombrices y pequeños insectos. También se ha reportado el consumo de miriápodos y pequeños vertebrados.

Reproducción del topo europeo

Talpa europaea es un mamífero que se reproduce a partir de la primavera, no obstante, puede iniciar el ciclo reproductivo con anterioridad dependiendo de la latitud. Por lo general, presentan un parto anual, aunque en determinadas áreas puede llegar a tener de dos a tres partos al año, en los que engendra 2 a 5 topillos por camada a los 33 días desde su fecundación. Estos nacen sin pelo y con los ojos cerrados, será al cabo de un mes cuando concluye el destete. A las seis semanas comienzan a dispersarse de la madre.

Los nuevos ejemplares de topo europeo alcanzan la madurez sexual a partir de los doce meses de vida.

Impacto medioambiental del topo común

La presencia del topo europeo en campos de cultivo ha sido considerado por muchos agricultores como una seria amenaza, bien por cortar las raíces de los cultivos o por dificultar las labores agrarias consecuencia de los agujeros que realizan en la superficie.

Para tratar de erradicarlos fueron usados venenos, aparatos de humo o el uso de trampas en décadas previas, puesto que hoy en día se consideran más beneficiosos que perjudiciales, en la medida que remueven el suelo, lo renuevan y también disminuye el número de invertebrados.

Nombre coloquial

Esta especie es conocida como topo europeo, mientras que en inglés se le nombra como european mole, también en es designado topo común (common mole).

Distribución geográfica del topo común

El topo común es fácilmente visible desde los territorios asiáticos de Siberia, hasta los occidentales de Europa, sin internarse en los territorios norteños escandinavos, ni bajando de los países bálticos. En España se localiza al topo europeo en la parte nororiental.

Estado de conservación y protección

En la actualidad, y debido a su vida subterránea, El topo europeo carece de depredadores naturales de importancia, más allá de gatos salvajes o búhos que puedan aprovechar la salida de algún topo de sus guaridas para capturarlo.

En cuanto a amenazas se refiere, ya se indicó anteriormente que Talpa europaea era considerada una plaga y por ello era perseguida de un modo indiscriminado. En la actualidad, se sigue persiguiendo pero en mucha menor medida y con métodos menos perjudiciales para la flora y la fauna.

Según los últimos monitoreos, la población del topo europeo se mantiene estable, y por ello tanto en la lista roja de la IUCN como en la de España lo evalúa con el estatus de bajo preocupación menor.

Clasificación o taxonomía

Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas.

Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelulares, heterótrofos y con presencia de tejidos.

Filo: Cordados, presencia de notocordio.

Subfilo: Vertebrata, vertebrados, animales con columna vertebral.

Superclase: Tetrapoda, tetrapodos.

Clase: Mamalia, Mamíferos

Orden: Soricomorpha, soricomorfos

Familia: Talpidae, talpidos

Género: Talpa

Especie: Talpa europaea. Linnaeus, 1758

Subespecies:

Talpa europaea cinerea
Talpa europaea europaea
Talpa europaea velessiensis

Referencias

– ITIS (visitado octubre 2018)
– IUCN (2017)
– Libro rojo de los vertebrados de España (visitado octubre 2018)
– Hernández, M. C. (2016)
– Jenkins I. (2002)
– Gorman y Stone (1990)
– Mellanby (1971)
– Blanco JC, Alcántara M (1998)