Rata de alcantarilla, parda o común, Rattus norvegicus

Rata de alcantarilla, rata parda, rata común, Rattus norvegicus
Rata de alcantarilla, Rattus norvegicus
Jean-Jacques Boujot/CC BY-SA 2.0

Características de la rata de alcantarilla

La rata de alcantarilla, conocida científicamente como Rattus norvegicus, es una de las especies de ratas más comunes y conocidas globalmente. También suele nombrarse como rata parda o simplemente rata.

Muestra un cuerpo compacto, de unos 17 a 26 centímetros con una cola más corta que el cuerpo, que acostumbra a medir unos 15 a 22 centímetros. Se han descrito ejemplares con peso de hasta 800 g, aunque lo normal está en unos 300 g.


La cabeza de la rata parda es de aspecto alargado, posee un hocico terminado en bisel que cuenta con bigotes, y unos ojos pequeños de color negro. En la parte posterior, exterioriza un par de orejas de pequeño tamaño con ausencia de pelaje.

Todo el cuerpo presenta un manto de color marrón parduzco, pudiendo adquirir la cabeza y patas un pelaje grisáceo. La cola de la rata de alcantarilla carece de pelo, al igual que las manos y pies.

La rata de alcantarilla o común posee unos pies y manos palmeados de cinco dedos, sin pulgares oponibles.

En la región ventral, las hembras presentan unos doce pezones, dispuestos en pares, desde la zona torácica a la zona pélvica.

¿En qué lugar no se pueda localizar a la rata de alcantarilla?

Esta especie ha mostrado una gran adaptabilidad a casi todos los medios terrestres, encontrándose la rata de alcantarilla solamente ausente en las zonas árticas, glaciares y desiertos.

Hábitat y comportamiento de la rata parda

Es una buena nadadora, aunque no posee demasiadas capacidades para trepar. Si bien,  Rattus norvegicus puede vivir en áreas naturales, está muy marcada su presencia en asentamientos humanos, donde acceden fácilmente a recursos alimenticios. También existe especies que se han domesticado y conviven como mascota.

Lo habitual es verlas activas durante la noche tanto en el suelo de prados, pastizales, casas, alcantarillado o graneros, por ejemplo. Tampoco es inusual ver ejemplares de rata de alcantarilla cruzando cursos fluviales o realizando pequeños recorridos marítimos.

La rata de alcantarilla o rata parda prefiere áreas húmedas, la temperatura cálida actúa como mecanismo para reproducirse más frecuentemente.

Se protegen mediante la construcción de túneles o galerías, lugar que también aprovechan para reproducirse.

Un grupo se compone de una pareja y sus crías, los jóvenes defienden el territorio frente a otros intrusos. También el grupo puede estar formado por un macho dominante y su harén.

Dieta de la rata de la rata parda

Este pequeño mamífero es una especie omnívora, alimentándose de una gran variedad de alimentos que localizan en su hábitat natural.

No obstante, lo habitual es ver a Rattus norvegicus alimentándose en estado silvestre de pequeños insectos, anfibios, reptiles, huevos y pollos de aves o pequeños mamíferos.

La rata de alcantarilla es capaz de comer diariamente el equivalente a un tercio de su peso. Además, como es un roedor comensal del hombre, en asentamientos humanos se alimenta de desperdicios y basura, aparte de producir daños en almacenes de semillas.

Distribución natural y expansión

La rata de alcantarilla es endémica del este asiático, principalmente de Siberia, China y Japón.

Desde allí, por sus propios medios o bien mediante envíos comerciales, llegó a Europa, Oceanía, África y América, donde se ha distribuido ampliamente durante siglos.

Reproducción de Rattus norvegicus

La rápida capacidad reproductiva de la rata de alcantarilla tiene lugar cuando alcanzan la madurez sexual, concretamente a los 3 meses de vida.

La reproducción se produce durante todo el año, presentando así de tres a seis camadas al año. El periodo de gestación dura unas tres semanas, tras la que las hembras paren habitualmente entre 7 y 10 nuevos ejemplares. Al mes de vida, las crías están en condiciones de valerse por sí mismo.


El máximo observado de crías paridas por una hembra de rata parda a lo largo de un año está establecido en unos 200 ejemplares, no obstante, la media está en 60.

Varias hembras pueden seleccionar para el parto la mismas guarida, incluso si una fallece, el resto se encarga de la prole huérfana.

Impacto en los humanos

Rattus norvegicus es vectora de importantes enfermedades, además está considerada como plaga en la amplia mayoría de terrenos donde se localiza.

Se ha descrito la transmisión de tifus, fiebre Q, leptospirosis, fiebre hemorrágica viral o la criptosporidiosis. Aunque no es habitual, también han sido portadoras puntuales de pulgas con capacidad de transmitir la peste bubónica.

La consideración de plaga le es dada a la  rata de alcantarilla por su irrupción en graneros y bodegas, donde echa a perder las cosechas.

Nombre común

Además de ser conocida como rata de alcantarilla, también recibe los nombres de rata común, rata parda, rata gris, rata marrón; en menor medida como rata china, rata noruega o guarén. Por su parte en inglés es conocida como Brown rat, traducible como rata marrón.

Estado de Rattus norvegicus y estrategias de preservación

Su elevada capacidad de adaptación a diversos medios terrestres, subterráneos o rurales, hace que la  rata de alcantarilla esté ampliamente diseminada y carezca de amenazas directas.

La ausencia de grandes depredadores, especialmente los ejemplares de mayor tamaño, también posibilita la expansión y crecimiento de las poblaciones de esta especie.

Pese a la consideración de plaga o especie invasora, la IUCN recoge a Rattus norvegicus como bajo preocupación menor, idéntica categoría que la que recibe en España, salvo en Canarias, donde está considerada como una especie invasora exótica.

En la actualidad no se está llevando a cabo ninguna medida específica de protección, considerándose la población como estable.

Para combatir la sobrepoblación de Rattus norvegicus, se utilizan productos químicos específicos para roedores, como los anticoagulantes (acenocumarol). Sin embargo su necesidad de tomas repetidas hace que sea un proceso lento, y por tanto se están investigando nuevas sustancias para el control de poblaciones.

Se ha citado como tiempo máximo de vida para la  rata de alcantarilla,  la edad de dos años en estado salvaje y cuatro en cautividad.

Clasificación o taxonomía

Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas

Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelulares, heterótrofos y con presencia de tejidos

Filo: Cordados, presencia de notocordio

Subfilo: Vertebrata, vertebrados, animales con columna vertebral

Superclase: Tetrapoda, tetrapodos

Clase: Mamalia, Mamíferos

Orden: Rodentia, roedores

Familia: Muridae, múridos

Género: Rattus

Especie: Rattus norvegicus. Berkenhout, 1769

Sinónimos:

Epimys norvegicus socer
Mus caraco
Mus caspius
Mus decumanoides
Mus decumanus
Mus decumanus hybridus
Mus decumanus major
Mus griseipectus
Mus hibernicus
Mus humiliatus
Mus javanus
Mus magnirostris
Mus maniculatus
Mus maurus
Mus norvegicus praestans
Mus ouangthomae
Mus plumbeus
Mus surmolottus
Mus sylvaticus discolor
Rattus humiliatus insolatus
Rattus humiliatus sowerbyi
Rattus norvegicus albus
Rattus norvegicus otomoi
Rattus norvegicus primarius

Referencias

– ITIS (Visitado octubre 2018)
– IUCN (2016)
– Blanco JC y Balbontín J. (1998)
– Calhoun (1962)
– Parker (1990)
– Nowak y Paradiso (1983)
– Hamilton (1998)
– Barnett (1963)
– Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España (2007)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *