Características de los roedores

© Irina K. – Fotolia.com

Los roedores, denominados en términos científicos “rodentia”, se caracterizan principalmente por ser animales mamíferos que tienen unos incisivos muy desarrollados, utilizados para roer alimentos, así como a modo de defensa frente a sus principales enemigos. Son muy numerosos, se calcula que en la actualidad pueden existir más de 2000 especies, el éxito en su supervivencia se basa principalmente en su óptima reproducción y la facilidad de adaptación al medio.

Mayoritariamente, aunque con algunas excepciones, nacen sin poder valerse por sí solos y necesitan un periodo de tiempo para ser alimentados por la madre.

Cada roedor ha adoptado su particular forma de vida: diferentes tipos de hábitos, alimentación, tamaño, aspecto físico o la utilidad de sus miembros. Además su comportamiento social es también dispar, pues existen especies sociables que viven en grupo, otras en cambio son de hábitos solitarios, emparejándose exclusivamente en épocas de celo. Los roedores son mayoritariamente nocturnos, permanecen inactivos durante el día y generalmente comienza su actividad al atardecer.

La mayoría de estos animales se les clasifica como herbívoros, no obstante, existen especies omnívoras, incluso algunas llegan a practicar el canibalismo.

Durante la Edad Media, una especie de roedor denominada rata negra, Raltus rattus , propulsó la peste bubónica que causó una alta mortandad entre los humanos. Los ejemplares infectados, a su vez, transmitían la enfermedad al hombre por medio de picaduras de pulgas, las cuales habían sido previamente contagiadas por el contacto directo con ratas. La infección producía un número elevado de bajas entre humanos: muerte por septicemia; la bacteria que produce este tipo de patología se conoce con el nombre de Pasteurella pestis o Yersinia.

Los roedores se clasifican en cinco subórdenes, destacamos las especies más conocidas, tanto como animales de compañía o mascotas, como aquellos utilizados en explotaciones intensivas o de granja.

Subórdenes

Sciuromorpha: ardillas, perrito de las praderas, marmotas.

Castorimorpha: castores.

Anomaluromorpha: ardillas de cola escamosa.

Myomorpha: ratones, hámster, jerbo de Mongolia, Canguros enanos.

Hystricomorpha: chinchillas, conejillos de india.

Clasificación o información taxonómica

Reino: Animalia.
Subreino: Eumetazoa.
Filo: Chordata.
Subfilo: Vertebrata.
Clase: Mamalia.
Subclase: Theria.
Orden: Rodentia.
Subórdenes: Sciuromorpha, Castorimorpha, Anomaluromorpha, Myomorpha Hystricomorpha.

Descripción de los roedores, características y hábitos
Tu opinión importa: Valora el artículo