Inicio » Orden Rodentia, roedores » Coipú, Myocastor coypus, un exitoso colonizador de ecosistemas

Coipú, Myocastor coypus, un exitoso colonizador de ecosistemas

Coipú, Myocastor coypus
Bernard DUPONT/CC BY-SA 2.0

El coipú es un roedor histricomorfo nativo de Sudamérica, perteneciente al orden de los roedores. En 1792, Robert Kerr, un naturalista escocés, le asignó al género Myocastor, pero ya en 1782 había sido descrito como Mus coypus por Juan Ignacio Molina.

Dependiendo de la región, este roedor es conocido de diversas maneras, en Chile es coipo o quiyá, en el norte de Argentina y en Paraguay se le llama tupí-guaraní. Otro nombre común es “rata nutria” porque posee una cola larga y escamosa, en otras partes del mundo se le llama simplemente nutria. Su nombre científico es Myocastor coypus.

¿Cómo se puede reconocer al coipú?

El coipú es un mamífero muy parecido al castor. Es un roedor grande que pesa entre 4 y 10 kilos, con una longitud corporal que puede alcanzar 60 cm y una cola entre los 30 y 45 cm de largo. Su cuerpo está cubierto de pelos de color oscuro y brillante, el vientre es amarillo pálido. En el hocico tiene un pelaje blanco y sus incisivos son muy llamativos: brillantes y anaranjados.

Tiene ojos y orejas pequeñas, su cola es larga, cilíndrica y escamosa. Posee unas patas posteriores de mayor tamaño que las anteriores, con cinco dedos, cuatro de ellos conectados por una membrana de piel y unas garras filosas y fuertes. La hembra posee cuatro pares de mamas situadas lateralmente.

Distribución geográfica y hábitat

Distribución de coipú, Myocastor coypus

Este animal tiene poblaciones nativas en muchos países de América del Sur: Chile, Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay. En otras regiones del mundo, como Norteamérica, las Islas Británicas y otros países de Europa Occidental, fue introducido artificialmente creando un problema ecológico y considerándose una especie invasora.

El coipú habita en los humedales, esteros, pantanos y lagunas con abundante vegetación. Se adaptan de forma muy exitosa en ambientes invadidos con excepción de las zonas donde el invierno es muy fuerte.

Coipú, un animal herbívoro

Este roedor come hierbas (juncos, gramineas, cortadera…), sobre todo plantas acuáticas. En ocasiones se alimenta de cultivos, por ejemplo los arrozales, que se encuentran próximos a los humedales donde habitan, creando un problema para los agricultores, por esta razón en algunas zonas se ha considerado una plaga.

Reproducción de Myocastor coypus

Myocastor coypus se puede reproducir en cualquier época y puede tener hasta tres camadas al año. Las madrigueras las construyen en los taludes de los ríos. Las hembras son aptas para la reproducción cuando cumplen un año. Después de 19 semanas de gestación, dan a luz cinco o seis crías completamente desarrolladas y cubiertas de pelos. Son amamantadas durante ocho semanas y al segundo día de nacidas ya son capaces de nadar.

Personalidad y costumbres del coipú

Se trata de un roedor de hábitos crepusculares y nocturnos. Es semiacuático, completamente adaptado al agua ya que es un excelente nadador y buceador. Cuando nada, asoma solamente su cabeza y usa su cola como remo. La hembra tiene las mamas ubicadas de tal forma que puede dar de comer a las crías mientras nada. Al salir del agua suele acicalarse, sacudir y acomodar su pelaje. Son capaces de realizar grandes desplazamientos cuando hay sequía, en busca de zonas húmedas.

Viven en parejas que se unen a colonias defendidas por los machos dominantes. Los jóvenes abandonan el grupo al cumplir el año en busca de una hembra para aparearse y para integrarse a otra colonia. La caza y los depredadores son su principal causa de muerte. En la naturaleza tienen una esperanza de vida de 4 años.

Algunos datos interesantes sobre el coipú

A este animal lo buscan mucho para la caza porque su piel, de gran calidad, se usa en peletería y su carne como alimento humano. En la actualidad se convirtió en un animal doméstico ya que existen criaderos en todo el mundo con fines comerciales, donde se cuenta con algunas variedades, producto de mutaciones de la especie.

Algunos ejemplares lograron escapar de esos ambientes controlados y colonizaron los humedales más próximos, expandiendo su población exitosamente y afectando los cultivos, las especies nativas y los ecosistemas. Por esta razón se considera una especie exótica invasora y ha sido incluida en una lista confeccionada en 2014, por el Grupo Especialista de Especies Invasoras (GEEI) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, como una de las 100 especies invasoras más dañinas del planeta.

El coipú entró en Cataluña procedente de Francia y se instaló en las cuencas de Muga y Fluvià. Los agricultores ven a este animal como una gran rata que amenaza sus cultivos. Por otra parte compite por el alimento con las especies de la región y altera el ecosistema fluvial. La Generalitat tomó algunas medidas poniendo trampas para capturarlos, sin embargo, controlar su población no es tarea fácil pues se reproducen con mucha rapidez. Al igual que en esta región, Myocastor coypus se ha adaptado y conquistado muchos hábitats en diferentes partes del mundo poniendo en peligro otras especies y ambientes.

Bibliografía

– Acosta, L., Flores, B., Anahi, P., Maillard , O. (2007)

– Fumuso, E., Eyheramendy, V., Lombardo, D. (2015).

– Department of Wildlife Management, Faculty of Forestry, University of Forestry . (2017) Distribution and density of coypu (Myocastor coypus (molina, 1782)) in downstream