Ardilla voladora, Pteromys volans, una excelente planeadora

Ardilla voladora, Pteromys volans
Ardilla voladora, Pteromys volans
A.Popov (commons.wikimedia.org)/CC BY-SA 3.0

La ardilla voladora es un miembro de la familia Sciuridae que está restringida para el norte del continente asiático, habitando grandes y antiguos bosque de coníferas y cedros.

El nombre de esta especie tiene origen en su capacidad de planear por el aire, gracias una membrana que poseen a lo largo de sus costados, entre las extremidades delanteras y traseras. En inglés es nombrada Siberian Flying Squirrel.

Su nombre científico es Pteromys volans. Aunque no revolotea, esta capacidad de planear le permite dar largos saltos, aprovechando ráfagas de brisa y colchones de aire entre las ramas de los árboles.

Características físicas de la ardilla voladora

Existen varias especies de ardillas voladoras, la Pteromys volans tiene rasgos particulares que la diferencian de sus otras parientes. Uno de estos elementos que separan a esta especie de las demás es que, la membrana que une a las extremidades delanteras con las extremidades traseras, solo se limita a la longitud del costado entre estas. A diferencia de las otras especies, que la membrana se extiende por detrás de las extremidades posteriores hasta la base de la cola.

Durante el vuelo o el planeo, la ardilla voladora extiende sus patas delanteras separando una de otra, mientras que las patas traseras pueden permanecer relativamente juntas, lo que en teoría puede formar una especie de triángulo. La membrana queda extendida con mayor apertura hacia las extremidades delantera y converge en las traseras, brindándole estabilidad de vuelo para el exitoso desplazamiento entre los árboles.

Cada salto de planeo le permite recorrer de 30 a 40 metros de distancia entre los árboles. El planeo es más o menos intenso dependiendo del movimiento de sus muñecas, ya que en ellas hay un cartílago que les permite tensar la membrana. Con las extremidades traseras y la cola dirige la dirección de planeo. Así como la membrana les permite volar, también posibilita el aterrizaje, sirviendo de paracaídas.

A pesar de su pequeño tamaño, las ardillas voladoras, Pteromys volans, son de cuerpos compactos con extremidades robustas y muy fuertes. Su pelaje es suave, en color grisáceo y puede variar de tonalidad dependiendo de la temporada del año, pasando de un gris entre oscuro y amarillento en el verano, a un reluciente gris claro en el invierno. Mientras que, su región ventral y pectoral, permanecen con la misma tonalidad blanca durante todo el transcurso del año. La piel es gruesa y fuerte. Tienen ojos muy grandes debido a que son ardillas de hábitos nocturnos, dando comienzo a sus actividades en las horas crepusculares, extendiéndose hasta el amanecer.

Región geográfica y hábitat

Distribución de la ardilla voladora, Pteromys volans
Distribución de la ardilla voladora, Pteromys volans

Las ardillas voladoras de la especie Pteromys volans viven al norte del continente asiático, Rusia, Finlandia, Japón y Escandinavia, poblando grandes y antiguos bosques de coníferas, cedros, álamos, entre otros.

Tienen preferencia por árboles viejos, donde esta especie puede construir sus guaridas aprovechando oquedades o nidos de otros animales.

Costumbre y comportamiento de la ardilla voladora
Costumbre y comportamiento de la ardilla voladora

En sus árboles de preferencia arman cuantiosas alacenas de frutos, bayas y brotes para soportar el invierno.

Alimentación

Las ardillas voladoras no hibernan, por eso es esencial mantener una adecuada alimentación. Son herbívoras y se alimentán de nueces, bayas, arándanos, semillas, frutas, plantas, algunos brotes de especies y piñas.

Alimentación de Pteromys volans
Alimentación de Pteromys volans

Durante el verano, son muy activas en las labores de recolección de semillas y otros alimentos, sin embargo en el invierno son menos activas y suelen tocar el suelo con menos frecuencia. Se desplazan entre los árboles mientras se alimentan y recolectan.

Reproducción de la ardilla voladora

No se tienen demasiados datos sobre la reproducción de la ardilla voladora en su hábitat natural, sin embargo, mediante algunos estudios poblacionales, se sabe que Pteromys volans puede tener 2 camadas al año, entre 2 o 3 crías por camada. Los periodos reproductivos estarían enmarcados entre el mes mayo con la primera camada y julio con una segunda camada.

La gestación abarca 4 semanas y suelen vivir en total 4 años.

Otros datos de Pteromys volans

Pteromys volans es catalogada en cuanto a su vulnerabilidad como “preocupación menor”, la población está decreciendo en los últimos años debido a la tala de madera, que disminuye su área de distribución.

En lo relacionado con su taxonomía, la ardilla voladora queda clasificada conforme a los siguientes datos:

  • Reino: Animalia, animales
  • Filo: Chordata, cordados
  • Clase: Mammalia, mamíferos
  • Orden: Rodentia, roedores
  • Familia: Sciuridae, esciúridos
  • Género: Pteromys
  • Especie: Pteromys volans. Linnaeus, 1758

Subespecies:

  • Pteromys volans athene
  • Pteromys volans buechneri
  • Pteromys volans orii
  • Pteromys volans volans