Mono narigudo o mono násico, Nasalis larvatus

Mono narigudo, Nasalis larvatus
Drew Avery/CC BY 2.0

El mono narigudo o mono násico, cuyo nombre científico es Nasalis larvatus, es un primate perteneciente a la familia Cercopithecidae. Procede de la isla de Borneo, situada al sureste de Asia y es el único representante vivo que integra el género Nasalis. En inglés es conocido como Proboscis Monkey.

Es fácil de reconocer debido a la emblemática nariz que cuelga de su rostro, la cual cumple un rol preponderante en la reproducción de la especie. Este mono tiene un marcado dimorfismo sexual, ya que el macho puede llegar a pesar el doble que la hembra y su longitud puede sacarle una ventaja de hasta veinte centímetros.

Cómo es y cómo se comporta el mono narigudo

Su larga y abultada nariz nace en el centro de una cara de coloración rosácea. Los ojos del mono násico, Nasalis larvatus, son pequeños y de expresión algo triste. El pelaje varía el color según la parte del cuerpo, ya que es rojizo oscuro en los hombros y la cabeza, el dorso es marrón oscuro y las extremidades son de tono gris claro. Presenta un collar color marfil alrededor de su cuello. Es posible que presente manchas blancas o gris claro en el pecho.

El vientre prominente del mono narigudo se debe al estómago de gran tamaño (el 25% de su peso corporal), el cual está dividido en cámaras. Nasalis larvatus cuentan con un aparato digestivo cuyas bacterias simbióticas les permiten alimentarse mayoritariamente de hojas, ya que tienen la propiedad de digerirlas de forma eficiente y de neutralizar las toxinas presentes en algunas de ellas.

La dieta del mono násico se compone de un 52% de hojas, un 40% de frutas y un 8% de semillas, flores, granos, insectos, larvas y nueces.

Son mamíferos sociables y grupales que pueden superar la treintena de individuos, incluso sucede de vez en cuando que formen grupos de más individuos. Los grupos que conforma el mono narigudo carecen de jerarquización. De este modo, se puede observar a machos y a hembras irse del grupo en el que nacen para pasar a formar parte de otro.

Normalmente, el macho abandona su grupo natal alrededor de los 18 meses de edad y se unen a grupos en los que ya hay otros adultos. No es un mamífero agresivo, así es que las uniones y los abandonos de grupo se llevan a cabo de forma pacífica.

La expectativa de vida del mono násico está documentada en veinte años.

Reproducción del mono narigudo

Como decíamos, la nariz cumple un rol decisivo en la reproducción del mono narigudo, Nasalis larvatus. No en vano la nariz de los machos es bastante más grande que la de las hembras y esto encuentra su explicación en que las hembras prefieren crear descendencia con los machos que tengan las narices más grandes, ya que esto les asegura una sana y fuerte conformación genética.

El período de gestación de la única cría que llevan en el vientre es a partir de los 166 días y es amamantada durante siete meses. Las crías se quedan con su madre hasta que se mudan de grupo, algo que ocurre al año y medio de vida, aproximadamente, o hasta que la madre tiene otra cría. De todos modos, el tiempo de apego madre-hijo dura un año, luego la cría se independiza, incluso dentro del mismo grupo natal.

El macho alcanzará su edad reproductiva a partir de los cuatro años y medio de vida, mientras que las hembras lo harán a partir de los cuatro.

El mono násico y los otros primates

Este primate se diferencia de los demás por sus habilidades y preferencia por la natación. Nasalis larvatus es capaz de sumergirse y nadar 20 metros bajo el agua. A su vez, tiene la destreza necesaria para cruzar ríos caudalosos a nado.

La nariz del mono narigudo actúa como un termostato, ya que se enrojece de una forma muy notoria cuando está excitado o enojado.

Las amenazas que enfrenta

Desafortunadamente, el mono násico, Nasalis larvatus, también tiene una diferencia con sus congéneres, pero en este caso puede llegar a costarle la permanencia de la especie. El mono narigudo produce una secreción que derivan en cálculos y que se llama bezoar. Para su desgracia, la medicina tradicional china los considera muy beneficiosos para la salud, por lo que son perseguidos para tal fin y también como consumo de su carne.

Distribución del mono narigudo o násico, Nasalis larvatus

Distribución del mono narigudo

Por otro lado, el hábitat de Nasalis larvatus  se ve destruido por la mano del hombre, ya que habitan en los bosques mixtos, manglares pantanosos y selvas tropicales, zonas que sufren de una fuerte deforestación para la agricultura y para ampliar los poblados humanos.

Como si esto fuera poco, también cuentan con los cocodrilos y panteras como sus depredadores naturales.

La única esperanza para la protección del  mono narigudo es que su comercio está prohibido y que hay santuarios y áreas protegidas que detienen el efecto depredador del que la especie está siendo víctima en la actualidad.

Taxonomía de Nasalis larvatus

Dominio: Eucarya, organismos celulares con núcleos verdaderos.
Reino: Animalia, animales.
Subreino: Eumetazoa, presentan tejidos, órganos y masa corporal.
Filo: Chordata, existencia de cuerda dorsal.
Subfilo: Vertebrata, animales con columna vertebral.
Clase: Mammalia, mamíferos que se caracterizan por tener glándulas mamarias, pelo y mandíbulas.
Orden: Primates, animales plantígrados pentadáctilos con pulgares mayoritariamente oponibles.
Familia: Cercopithecidae, cercopitécidos.
Género: Nasalis
Especie: Nasalis larvatus. Van Wurmb, 1787
Sinónimos:

  • Cercopithecus nasica
  • Nasalis larvatus orientalis
  • Nasalis recurvus
  • Simia capistratus