El oso hormiguero es un mamífero que destaca por la peculiaridad que reviste su fenotipo, su hocico alargado, movimientos lentos y cuerpo curvado hace que estos animales presenten un curioso atractivo.

El orden Pilosa incluye a otros mamíferos con ciertas características similares al oso hormiguero, como es el caso de los perezoso y los tamandúas.

En este post hablaremos, en general, de los osos hormigueros integrantes en el suborden Vermilingua. Actualmente existen cuatro especies de las que serán objeto de un estudio más especializado a medida que ampliemos el contenido sobre los pilosos.

Distribución geográfica

Están distribuidos por el Continente Americano, concretamente Sudamérica, América Central y México.

Descripción de especies

Estos animales mamíferos poseen un cuerpo fuerte y robusto, patas largas y uñas muy desarrolladas. Su hocico es alargado, el cuello con buenas proporciones, la cola larga. El color es variable en función de la especie, puede ser grisáceo, amarronado o negro con manchas blancas o de tonalidad más clara. La especie pigmeo mantiene una coloración rojiza con matices dorados, más uniforme que el resto de osos hormigueros.

Alimentación, hábitos y reproducción del oso hormiguero

¿Qué comen los osos hormigueros?

Se alimentan principalmente de hormigas y termitas, su lengua alargada permite capturarlas con suma facilidad.

¿Dónde viven?

En cuanto a sus hábitos, destacar que son animales solitarios, mantienen actividad social solamente llegada la época reproductiva. su hábitat es variable: zonas boscosas, selva, sabana monte, en general, cercana a las áreas donde se encuentre su fuente de alimentación. Animales de costumbres arborícolas y mayoritariamente nocturna.

¿Cómo se reproducen?

La reproducción de ejemplares reviste cierta problemática si se tiene en cuenta que paren solo una cría y la gestación tiene una larga duración, la media oscila en torno a los cinco o seis meses.

Estado de conservación

La mayoría de especies están catalogadas según la Lista Roja de la UICN como de “Preocupación Menor”, ya que se encuentran bien distribuidas en su zona de origen. Sus principales amenazas son la destrucción del hábitat, capturas de ejemplares por el hombre o la propia dieta tan especial que requieren para su supervivencia. La especie más sensible y que ha experimentado un descenso poblacional significativo es el Myrmecophaga tridactyla, al que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza lo califica con el estatus de “Vulnerable”.

Taxonomía o clasificación científica

Dominio: Eukaryota, organismos compuestos por células eucariotas.
Reino: animalia. Engloba organismos cuyas células poseen núcleo, además de ser multicelulares. Los animales adquieren su alimento y energía a través de la materia orgánica. Se reproducen sexualmente. Consumen oxígeno, imprescindible para su subsistencia. No realizan fotosíntesis.
Subreino: Eumetazoa, formados por tejidos gracias a su organización pluricelular.
Filo: Chordata, poseen notocordio o cuerda dorsal, en algunos cordados (inferiores o acranios) se mantiene durante toda su vida.
Subfilo: Vertebrata, la notocorda se transforma en columna vertebral (cordados superiores o craneados).
Intrafilo: Gnathostomata, clados de vertebrados que poseen mandíbulas.
Superclase: Tetrapoda, vertabrados con cuatro extremidades
Clase: Mammalia, la mayoría disponen de glándulas mamarias que les faculta para la alimentación de sus crías.
Subclase: Theria, terios, reproducen crías con feto.
Superorden: Xenarthra, xenartros, articulaciones vertebrales con peculiaridades diferenciales a las del resto de mamíferos.
Orden: Pilosa, pilosos.
Suborden: Vermilingua, osos hormigueros.
Familias: Cyclopedidae y Myrmecophagidae.
Géneros vivientes:  Cyclopes, Tamandua, Myrmecophaga.
Especies: En la actualidad existen cuatro especies: