Características y descripción

Los tapires (familia: Tapiridae) son un grupo de mamíferos perisodáctilos, también conocidos como dantas. Los parientes más cercanos a este grupo son los rinocerontes y los equinos. Actualmente existen cinco especies vivientes de tapires todas clasificadas dentro de un mismo género Tapirus. La característica que comparten todas las especies dentro de este grupo es la presencia de una probóscide móvil y en forma de cono que se forma con el labio superior y el hocico. Esta estructura es bastante larga y flexible, permitiéndole al animal arrancar hojas y frutos. Son perisodáctilos que presentan un cuerpo robusto y bastante pesado, las extremidades también son robustas aunque cortas, con cuatro dedos las anteriores y tres las posteriores, su cola es igualmente corta, ojos pequeños y piel gruesa.

La coloración en función con la especie de tapir en cuestión, aunque destaca el hecho de que los pequeños tapires presentan rayas y manchas de color crema, muy útil como medio de camuflaje frente a sus principales depredadores.

Los tapires son considerados como animales muy primitivos, ya que no han experimentado una notable evolución y siguen manteniendo muchas características con sus ancestros extintos.

Hábitat y costumbres de los tapires

Los tapires viven en zonas húmedas de selva, generalmente cerca de cursos de agua. Se distribuyen en Asia y América centromeridional. Son mamíferos inofensivos con ciertas similitudes a los cerdos, también determinadas costumbres análogas, como el hecho de revolcarse en zonas pantanosas. Mayoritariamente presentan hábitos nocturnos y suelen pasar muy desapercibidos, escondidos entre la vegetación por lo que es difícil observarlos en estado salvaje. Su comportamiento suele ser territorial, los machos marcan su territorio con orina.

Son mamíferos que se encuentran amenazados principalmente por la destrucción de su hábitat, concretamente desforestación (tala de madera) y la implantación de cultivos agrícolas, igualmente la caza representa consecuencias negativas para las poblaciones existentes. Entre sus principales depredadores destacan los felinos.

Alimetación ¿Qué comen los tapires?

La principal fuente de alimentación de los tapires son las hierbas y partes hipogeas de las plantas, también tienen preferencias por determinadas frutas y semillas.

Reproducción

La reproducción de los tapires es baja, por esa razón la especie, a parte de sus principales amenazas, se encuentra en estado de conservación muy delicado. Generalmente paren solo una cría, la gestación suele durar alrededor del año o un poco más. A los tres meses las crías dejan de mamar y están en condiciones de digerir solamente alimento sólido. La madurez sexual transcurre alrededor de dos a cuatro años. Los tapires son mamíferos longevos, se han reportado casos de longevidad hasta los 30 años de edad.

Nombre común

Tapir, dantas, anta, en inglés igualmente se le conoce con el término tapir.

Tipos de tapires

Tapir amazónico (Tapirus terrestris)

Tapires amazónico, tapirus terrestris

Tapir amazónico

El pelaje erizado del tapir amazónico (también conocido por el nombre de tapir brasileño o danta amazónica), Tapirus terrestris, varía en color desde el marrón oscuro hasta un gris pardo, generalmente con partes ventrales y piernas más oscuras además de mejillas, cuello y punta de las orejas más claras. Los juveniles tienen un pelaje marrón oscuro con manchas y franjas blancas que les proveen de un buen camuflaje. Cuentan con una crin erecta que se extiende desde la frente a los hombros. La masa de los individuos adultos varía de los 150 a los 250 Kg, con una altura a los hombros de 77 a 108 cm y una longitud corporal promedio de 221 cm en hembras y 201 cm en machos.

El tapir amazónico se encuentra ampliamente distribuida en América del Sur al este de la cordillera de los Andes desde el norte de Colombia hasta el sur de Brasil y el norte de Argentina y Paraguay. Este rango también incluye a Venezuela, las Guayanas, el este de Perú y el norte y este de Bolivia. Los tapires amazónicos pueden ser encontrados en selvas bajas y húmedas donde haya cuerpos de agua presentes.

Tapir centroamericano (Tapirus bairdii)

Tapir centroamericano, Tapirus bairdii

Dick Culbert/CC BY 2.0
Tapir centroamericano

El tapir centroamericano o danta, Tapirus bairdii, es la especie más grande de los tapires americanos. Pueden llegar a pesar entre 150 a 300 Kg con una longitud corporal de 180 a 250 cm y una altura a los hombros de 73 a 120 cm. Cuentan con una coloración de pelaje que puede ser marrón oscuro en el dorso y un poco más pálido en la zona ventral. Los bordes de las orejas son blancos, así como sus labios y un parche en el cuello y pecho. Una larga y angosta crin también está presente pero no es muy conspicua. Los tapires tienen patas cortas y delgadas adaptadas para un rápido movimiento.

Tapir centroamericano ocupaba un rango que iba desde el sureste de México hasta el sur de Colombia y el norte de Ecuador. Hoy en día es encontrado en parches aislados dentro de este mismo rango. El tapir centroamericano puede ser encontrado en una gran variedad de hábitats en elevaciones que van desde los 0 a los 3600 m.s.n.m. Prefieren pantanos, manglares, selvas tropicales, bosques de montaña y páramos.

Tapir negrito (Tapirus kabomani)

El tapir negrito o tapir enano, Tapirus kabomani, fue una especie recién descubierta en 2013. Es una de las especies de tapires más pequeñas con un promedio de 130 cm de largo, 90 cm de altura a los hombros, y un peso de 110 Kg. Cuenta con un pelaje más oscuro que el tapir amazónico.

Tapir negrito o tapir enanano puede ser encontrada en los estados de Amazonas, Rondonia y Mato Grosso en Brasil y en el departamento del Amazonas en Colombia. También se cree que puede llegar a encontrarse en Amapá en Brasil, el norte de Bolivia y el sur de la Guyana Francesa. El tapir negrito es exclusivo de selvas tropicales y comparte el hábitat con el tapir amazónico.

Tapir andino o de montaña (Tapirus pinchaque)

Tapir andino, Tapirus-pinchaque

Diego Lizcano/CC BY 2.0
Tapir andino

Los tapires andinos o danta de montaña, Tapirus pinchaque, son animales con una longitud corporal promedio de 1.8 m y una altura a los hombros de 0.9 m. Cuentan con una delgada piel con un denso pelaje interno. Esta capa junto con el pelo largo de la capa exterior protegen al animal de las heladas temperaturas nocturnas que a veces pueden ser congelantes. El pelaje es de un color marrón rojizo o negro y tienen labios y bordes de las orejas blancos. Los cuerpos de estos animales son largos con patas delgadas y cortas. Tienen orejas pequeñas y redondas que le proveen al tapir con agudo sentido del oído.

El tapir andino o tapir de montaña es endémico de las montañas de la cordillera de los Andes en el noreste de Sudamérica. Se encuentra extinta en el norte de Colombia y posiblemente del oeste de Venezuela y las poblaciones están en Perú, Ecuador y el centro y sur de Colombia. El tapir andino habita bosques de montaña entre los 2000 y los 4000 m.s.n.m., praderas alpinas y páramos.

Tapir malayo (Tapirus indicus)

Tapir malayo, tapirus indicus

Tapir malayo

El tapir malayo, también denominado tapir de la India, Tapirus indicus, es una especie del Viejo Mundo que se distingue fácilmente de las otras cuatro especies americanas de tapires por el patrón de dos tonos de su pelaje, además de ser los tapires más grandes de este grupo, los adultos cuentan con un cuerpo bajo y fornido de color negro con una parte posterior blanca que se extiende por los flancos, en el vientre y el trasero. En contraste a los adultos, los juveniles tienen una coloración marrón rojiza con manchas y franjas de color blanco y comienzan a desarrollar el patrón adulto a los siete meses.

Existen poblaciones fragmentadas de tapir malayo que pueden ser encontradas en el sureste asiático desde el sur de Myanmar, sureste de Tailandia, Malasia, la península de Malay y Sumatra. El tapir malayo ocupa una gran variedad de hábitats incluyendo selvas y bosques de montaña, normalmente cerca a cuerpos de agua.

Taxonomía. Clasificación de los tapires

Dominio: Eukaryota, organismos compuestos por células eucariotas.
Reino: Animalia, animales. Organismos cuyas células poseen núcleo, además de ser multicelulares. Los animales adquieren su alimento y energía a través de la materia orgánica. Consumen oxígeno, imprescindible para su subsistencia. No realizan fotosíntesis.
Subreino: Eumetazoa, formados por tejidos gracias a su organización pluricelular.
Filo: Chordata, cordados, poseen notocordio o cuerda dorsal, en algunos cordados (inferiores o acranios) se mantiene durante toda su vida.
Subfilo: Vertebrata, vertebrados, la notocorda se transforma en columna vertebral (cordados superiores o craneados).
Intrafilo: Gnathostomata, clados de vertebrados que poseen mandíbulas.
Superclase: Tetrapoda, tetrápodos, vertabrados con cuatro extremidades
Clase: Mammalia, mamíferos, la mayoría disponen de glándulas mamarias que les faculta para la alimentación de sus crías.
Subclase: Theria, terios. el embrión se desarrolla en el útero de la madre.
Infraclase: Eutheria , euterios.
Orden: Perissodactyla, perisodáctilos.
Familia: Tapiridae, tapíridos.
Género: Tapirus, tapieres.
Especie: Tapirus terrestris
Especie: Tapirus bairdii
Especie: Tapirus kabomani
Especie: Tapirus pinchaque
Especie: Tapirus indicus