Mapaches – los mamíferos del género Procyon

Mapaches, género Procyon
Mapaches, género Procyon
Christian Collins/CC BY-SA 2.0

Taxonomía de los mapaches

Los mapaches son un grupo de mamíferos pertenecientes al orden Carnivora, Familia Procyonidae, género Procyon, la familia Procyonidae incluye 6 géneros donde se encuentran animales como los caotí y los mapaches, con una gran variedad de adaptaciones.

El género abarca solo tres especies vivientes que son: Procyon cancrivorus (mapache cangrejero), Procyon lotor (mapache común) y Procyon pygmaeus (mapache pigmeo), por ser de menor tamaño.

Otros nombres con los que se le conoce a los mapaches: racoons, osos lavadores.

Distribución y hábitat de los mapaches

Los animales del género Procyon se distribuyen ampliamente en América, desde Canadá hasta el norte de Argentina. Procyon lotor (mapache común) abarca desde Canadá hasta América Central, por su parte, Procyon cancrivorus (mapache cangrejero) se encuentra desde Costa Rica en Centroamérica hasta el norte Argentina y Procyon pygmaeus (mapache pigmeo) está restringido a México, específicamente a la isla de Cozumel, de la costa de la Península de Yucatán. Los mapaches son mamíferos adaptados a diversos ambientes, como pantanos, bosques, manglares e incluso a zonas urbanas, pero prefieren áreas acuáticas que colinden con ríos o costas o algún otro cuerpo de agua.

Aunque su distribución nativa está limitada a América, algunos mapaches han sido introducidos en Europa. Incluso en algunos países se han reportado como especie invasora.

Descripción física y comportamiento de los mapaches

Los mapaches son mamíferos que pueden alcanzar los 70 cm de longitud y pesar hasta 14 kilogramos, dependiendo de la especie, P. pigmaeus es de menor tamaño. Su pelaje es de color gris o marrón en todo su cuerpo, poseen una cabeza ancha con un hocico puntiagudo, sus características más resaltantes incluyen las manchas negras alrededor de los ojos y una cola larga que alterna el color gris, marrón o blanco con el negro. Además están dotado de cuatro extremidades, dos delanteras y dos posteriores, que poseen cinco dedos en cada extremidad con uñas curvas no retráctiles, son semiplantígrados. Estos mamíferos destacan en ser animales bastante hábiles con sus extremidades delanteras, sobre todo para agarrar y sostener su comida. Su dentadura está formada por 40 dientes que están adaptados al tipo de alimentación que estos mamíferos poseen.

Los animales del género Procyon presentan hábitos nocturnos, aunque también se les ha observado de día; por lo general se describen como solitarios, aunque algunos de ellos también andan en grupo y son especies arbóreas. Además, son mamíferos inteligentes, excelentes nadadores y trepadores.

Los mapaches tienen una longevidad en la naturaleza de aproximadamente 12 años, mientras que en cautiverio se han observado especímenes que han vivido hasta 20 años.

Alimentación de los Procyonidos

Los mapaches a pesar de encontrarse dentro del orden Carnivora, poseen una dieta variada, ya que son animales omnívoros, su alimentación abarca crustáceos, moluscos, insectos (como saltamontes, escarabajos, grillos, hormigas), peces, aves, reptiles, anfibios, pequeños mamíferos como ratones, hasta material vegetal, preferiblemente frutos y gramíneas.

Reproducción de los mapaches

Los mapaches machos se aparean con varias hembras, lo que se conoce con el término poligamia. La copulación dura normalmente 1 hora. Los Procyonidos poseen un período de gestación de aproximadamente 9 semanas que equivalen a 63 días, con un número de crías que oscila entre dos y seis. Los mapaches poseen cuidado parental, del que se encarga casi por completo la madre. Las crías abren sus ojos entre los dieciocho y veinticuatro días desde su nacimiento y son alimentadas con leche materna hasta los 40 días (según observaciones en cautiverio), con posterioridad la mamá les proporciona frutos e insectos que les enseña a cazar. Hacia los ocho meses de nacidos, las crías ya están listas para sobrevivir en el mundo sin ayuda de su madre.

Estatus, amenazas y conservación de los mapaches

Según la lista roja del IUCN (International Union for Conservation of Nature), el P. lotor y el P. cancrivorus, se encuentran en la categoría de “Preocupación menor”; por su parte, el mapache pigmeo (P. pygmaeus) se encuentra dentro de la categoría “En peligro crítico”.

Las principales amenazas de los mapaches en general, incluyen la sobreexplotación de estos mamíferos por sus pieles que se venden dejando grandes ingresos y se exportan principalmente a Europa, además se ha evidenciado el comercio ilegal de este tipo de animales como mascotas, hecho que no es recomendable por el carácter nocturno y agresivo de ellos. Otra de las amenazas es la destrucción del hábitat por actividades antropogénicas y las prácticas deportivas de tiro con este tipo de mamíferos. Tampoco se salvan de las muertes por arroyamiento en carreteras en las zonas urbanas.

Amenazas específicas para el mapache pigmeo, involucran la introducción especies de animales en la isla Cozumel como la boa constrictora, entre otras, que constituyen una fuerte amenaza para el mapache pigmeo, bien sea por la depredación o por la competencia a la hora de búsqueda de alimento. La frecuencia de los huracanes en la isla Cozumel también son otra amenaza para P. pygmaeus.

Algunos lugares establecen hazañas de conservación, en cuanto a la limitación de la caza de este tipo de mamíferos durante los períodos reproductivos, para así garantizar que el número de la población no disminuya. P. pygmaeus por ser una especie endémica de México y distribuida solo en esa zona está legalmente protegido y está en desarrollo el establecimiento de un programa de cría en cautividad de este tipo de mapache.

Aspectos negativos de los mapaches

Los mamíferos del género Procyon han sido documentados como plagas que dañan las cosechas agrícolas y matan algunos animales como aves de corral. Son capaces de reducir el número de algunas especies silvestres entre las que se pueden mencionar la rata almizclera, algunas aves acuáticas y/o costeras y tortugas de mar. Además, se ha reportados que los mapaches pueden ser portadores de la rabia.

Importancia de los mapaches para la ciencia

Los mapaches poseen gran valor científico, ya que según algunos investigadores, la comprensión completa de la biología y genética de estas especies puede suministrar conocimiento de la evolución completa del orden Carnivora.

Referencias bibliohemerográficas

– Cuaron, A.; De Grammont, P.; McFadden, K. 2016. Procyon pigmaeus. The IUCN red list of threatened species 2016. Disponible en: www.iucnredlist.org/details/18267/0

– Glatston, A. 1994. The red panda, olingos, coats, raccoons and their relatives. IUCN. Gland, Switzerland. 105 p.

– Guerreo, S.; Badii, M.; Zalapa, S.; Flores, A. 2002. Dieta y nicho de alimentación del coyote, zorra gris, mapache y jaguarundi en un bosque tropical caducifolio de la Costa Sur del Estado de Jalisco, México. Acta Zoológica Mexicana; 86: 119-137.

– Hamilton, W. 1936. The food and breeding habits of the raccoon. Ohio Journal of Science; 36: 131-140.

– Timm, R.; Cuarón, A.; Reid, F.; Helgen, K.; González-Maya, J. 2016. Procyon lotor. The IUCN red list of threatened species 2016. Disponible en: www.iucnredlist.org/details/41686/0

– Reid, F.; Helgen, K.; González-Maya, J. 2016. Procyon cancrivorus. The IUCN redl list of threatned species 2016. Disponible en: www.iucnredlist.org/details/41685/0