Coatí (Nasua nasua), un prociónido de Sudamérica

Coatí, Nasua nasua
Coatí, Nasua nasua
Drew Avery/CC BY 2.0

Taxonomía del coatí

El coatí es un ser vivo que pertenece al reino Animalia, filo Chordata, clase Mammalia, orden Carnivora, familia Procyonidae, género Nasua, especie Nasua nasua. El género abarca solo dos especies vivientes de coatíes que se encuentran ocupando rangos geográficos distintos. Fue descubierta por Linnaeus en 1766.

Existen 13 subespecies descritas, las cuales son: Nasua nasua aricana, Nasua nasua boliviensis, Nasua nasua candace, Nasua nasua cinerascens, Nasua nasua dorsalis, Nasua nasua manium, Nasua nasua molaris, Nasua nasua montana, Nasua nasua nasua, Nasua nasua quinchua, Nasua nasua solitaria, Nasua nasua spadicea y Nasua nasua vittata.

Otros nombres con los que se le conoce a Nasua nasua: coatí, cusumbo, cusumbo solo, coatí de cola anillada, brown-nosed coatí (coatí de nariz oscura).

Distribución y hábitat de Nasua nasua

El coatí, Nasua nasua, se encuentra distribuido en el Sur del continente americano, ocupando altitudes diversas que van desde los 0 metros sobre el nivel del mar hasta los 2500 metros (aunque algunos autores consideran que pueden encontrarse estos prociónidos hasta los 3600 msnm).

Su hábitat incluye bosques tanto secos como húmedos y tanto bajos como altos, también puede encontrarse en selvas.

Características morfológicas y de comportamiento

Nasua nasua es un mamífero que mide entre 43 y 70 cm de largo y un peso que oscila entre 2 y 7 kg. El coatí tiene un pelaje con coloraciones oscuras (entre pardas y rojas) con vientre claro, de color blanco. Presenta una cabeza un poco fina con dos ojos de color oscuro y de menor tamaño, orejas negras pequeñas de aproximadamente 4 cm de longitud y con la punta redonda, y un hocico largo con 40 dientes. Además, posee una cola extensa casi tan larga como el cuerpo (de 42 a 68 cm de longitud) con coloraciones alternas entre claras y oscuras, en forma de anillos. Las patas también son oscuras y en ellas hay unas garras afiladas y largas.

El coatí presenta dimorfismo sexual, ya que las hembras son más pequeñas que los machos. Es un mamífero diurno, trepador, con hábitos excavatorios, que pasa tiempo tanto en el suelo, como en los árboles. Los coatíes machos son solitarios y las hembras junto a las crías andan en grupos de hasta 30 individuos. Nasua nasua utiliza como método de marcaje, la orina y las glándulas sebáceas que posee.

Los depredadores del coatí por lo general son felinos como los jaguares (Panthera onca) y los pumas (Puma concolor).

Alimentación de Nasua nasua

Al igual que otros mamíferos miembros del orden Carnivora, el coatí es un animal omnívoro y posee por lo tanto una dieta generalista que incluye animales y plantas. Entre los animales que Nasua nasua incluye en su dieta se han observado tanto invertebrados (escarabajos, escorpiones, arañas, ciempiés) como vertebrados (algunos roedores, peces, serpientes y hasta huevos de caimán). Las partes de plantas consumidas son preferiblemente frutos como los de Guazuma ulmifolia, Pseudolmedia laevis, algunas especies de Cecropia, Acaratia digitata, especies de Ficus y Copemicia, entre muchos otros.

La preferencia de algún tipo de alimento en particular está influenciada por la disponibilidad y la estación del año.

Reproducción del coatí

El período de gestación del coatí tiene una duración aproximada de dos meses y medio, período al final del cual la hembra se aparta de su grupo para buscar un hueco en el tronco de un árbol, en el cual va a dar a luz a sus crías. El tamaño de la camada suele oscilar entre 1 y 7, siendo más comunes de 3 a 4 crías por gesta. Las crías de Nasua nasua son capaces de abrir sus ojos a los 10 días de nacidas, caminar bien a los 24 días y trepar a los árboles a los 26 días.

El período de lactancia suele prolongarse por lo general hasta los 4 meses y después de este tiempo comienzan a ingerir alimentos sólidos. El cuidado parental es efectuado por la madre, las hembras permanecen toda su vida en grupos, mientras que los machos sólo están junto a la manada mientras son juveniles y necesiten el cuidado de su madre.

Vulnerabilidad, amenazas y conservación

Distribución del coatí, Nasua nasua
Distribución del coatí

El coatí, Nasua nasua, se encuentra caracterizado en el libro rojo del IUCN (International Union for Conservation of Nature) como “Preocupación menor” debido a la amplia distribución que este mamífero posee. Sin embargo, las amenazas que afectan su densidad poblacional incluyen pérdida del hábitat, atropellamientos en las carreteras, la cacería por el consumo de su carne, así como el hecho de que en algunos lugares son utilizados como mascotas. En algunos países existen acciones de conservación para esta especie. Muchos de sus hábitats incluyen zonas boscosas protegidas.

Entre los aspectos negativos del coatí tenemos el hecho de que se ha reportado como portador de varios patógenos que causan enfermedades en el ser humano, entre ellos la Leishmania, Trypanosoma cruzi, Trypanosoma rangeli, Trypanosoma evansi, Shistosoma mansoni, Mycobacterium, Leptospira, entre otros.

Referencias

– Botero, S.; Sanchez, J.; Arias, A. (2016)
– Ferreira, G.; Nakano, E.; Genaro, G.; Lacerda, A. (2013)
– Gompper, M.; Decker, D. (1998)
– Hirsch, B. (2009)
– Rodrigues, A.; Daemon, E.; Massard, C. (2006)
– Trovati, R.; Alves, B.; Barbanti, M. (2010)
– Yanoski, A.; Mercolli, C. (1992)