Información del roborowski Ver vídeo
roborowski-cuidados-phodopus-roborovskii

Roborowski, Phodopus roborovskii
© Paradais Sphynx

Juguetón, hiperactivo, súper sociable, pequeño y adorable. Acertó quién pensó en nuestro pequeño amigo del desierto el hámster roborowski. Entre todas las razas de hámster, el Roborowski (Phodopus roborovskii) es el menor de todos y, sin duda, una óptima alternativa para todo aquel que gusta de la compañía de un roedor y no tiene mucho tiempo libre.

Origen

Originario de los desiertos de Asia Central, entre Mongolia, China y Rusia, este hámster presenta una fisiología muy bien adaptada a esas regiones, por ejemplo, cuentan con unos riñones que generan una escasa cantidad de orina pudiendo de este modo conservar un mayor volumen de agua.

Los primeros ejemplares que se introdujeron en entornos humanos eran utilizados como animales de laboratorio, también fueron exhibidos en zoológicos, con posterioridad comenzaron a popularizarse como animales de compañía, aunque a diferencia de otros miembros del grupo, el roborowski ha de considerarse una mascota relativamente reciente que comenzó a tener su apogeo allá por los años 80.

Características

El tamaño de Phodopus roborovskii no pasa de los 5 centímetros y su peso se encuentra entre los 20 y los 26 gramos. El color predominante de este roedor es marrón en la zona dorsal y la cabeza,  blanco en la parte ventral y área superior de los ojos; sin embargo, en cautiverio se han conseguido variaciones o mutaciones de pelaje: blanco, gris y entre la mezcla de estas dos tonalidades. Sus extremidades son cortas, aunque bien desarrolladas para correr. La cabeza se presenta en forma triangular pero con terminación redondeada, al igual que sus orejas orientadas en posición frontal. Sus ojos son grandes y oscuros, la cola corta.

roborowski distribución, hábitat phodopus roborovskii

Distribución del roborowski

De hábitos nocturnos, el pequeño roborowski en su hábitat natural se alimenta de semillas, pequeños insectos y vegetales. Aunque pequeño este roedor recorre grandes distancias en busca de comida. Gran excavador, este hámster enano vive en madrigueras que pueden llegar hasta los 2 metros de profundidad.

Una de las principales características del roborowski es la necesidad de vivir en comunidad, lo que le diferencia de los demás hámster. En una colonia es posible encontrar varias hembras con tan sólo un macho conviviendo en perfecta armonía. Es necesario destacar que el temperamento de este roedor, así como el de cualquier animal puede variar y, en algunos casos, aunque sea de fácil convivencia, el roborowski puede ser agresivo con el resto de componentes de la comunidad. Una vez separado del grupo y colocado en una jaula, difícilmente se adaptará a una vida en comunidad por el hecho de haber marcado ya su territorio.

Reproducción del roborowski

El roborowski alcanza su madurez sexual cerca de los 4 meses de vida, este roedor puede llegar a gestar 4 camadas durante un año, llegando a tener hasta 9 crías. La gestación concluye en unos 20 días. Tras el nacimiento son altriciales y dependen de la lactancia materna para sobrevivir. Durante el transcurso de 19-23 días desde su nacimiento las crías ya son independientes de su madre.

La cría en cautividad no es fácil en estos animales, salvo que se cuente con instalaciones amplias y no exista mucho hacinamiento, que les producirá malestar y un estrés considerable.

Phodopus roborovskii son descritos como mamíferos territoriales, los machos en consecuencia pueden agredirse para tener acceso a las hembras.

Hámster roborowski cuidados

Para aquellas personas que están pensando en tener este pequeño como animal de compañía, a continuación, dejamos algunas indicaciones sobre los cuidados del Phodopus roborovskii.

Es importante saber que por ser tan pequeño y rápido este animal es considerado de observación, por lo que es poco indicado para niños. A diferencia de los perros u otros animales de compañía en los que se manipulan constantemente, este hámster es muy independiente y no necesita tanta atención por parte de sus dueños. No decimos con eso que el roborovski no necesite ninguna atención, pues requiere los cuidados adecuados como cualquier mascota. Una persona adulta con una vida agitada sería un dueño ideal para ese tipo de animal.

Alimentación

La alimentación del roborowski debe ser rica en semillas (girasol, maíz, trigo, arroz…), vegetales frescos, frutas y proteínas. Como este roedor es muy pequeño, los alimentos vendidos en las tiendas de animales para hámster convencionales pueden no ser adecuados para él. No debemos olvidar que este roedor es omnívoro y como todos los mamíferos debe mantener una alimentación variada.

Es importante destacar que el Phodopus roborovskii procede del desierto, en su medio natural escasea su alimento, aunque están adaptados para cubrir sus necesidades alimenticias, por esa razón en cautividad la dieta debe ser equilibrada, no te pases con la comida o el pequeño roborowski rápidamente sufrirá de sobrepeso. Hay que extremar precaución con determinados alimentos, como es el caso de las verduras u otros con alto contenido en agua, suministrárselos en exceso puede producir diarreas. Tres gramos de alimentos diarios es lo recomendable para que mantengan una masa corporal óptima. En estado salvaje pueden consumir hasta 5.3 g en la época invernal, al bajar la temperatura hasta 5 o 6 ºC, hecho que no suele suceder cuando habitan en un entorno doméstico.

El alimento vivo también es una buena fuente de alimentación, por ejemplo tenebrios, lombrices, larvas, etc., se debe facilitar una vez por semana, en su defecto, alimento balanceado de perros o gatos con alto porcentaje en proteínas servirá para cubrir su carencias en cautividad.

No olvidar que para desgastar sus dientes precisan roer continuamente, bloque de minerales o ramas de árboles frutales suelen aceptar con facilidad. Si bien se han adaptado para luchar frente a la deshidratación al no estar presente este recurso regularmente en su medio natural, en cautiverio el agua no debe faltar sobre todo si se le suministra balanceados extrusionados.

Hábitat, la jaula

Otro punto importante a considerar es la jaula. Como este hámster es muy pequeño, no es recomendable colocarlo en jaulas de hámster convencionales, pues éste podría huir. Lo ideal es adquirir una jaula sin barrotes, leve y transparente, o bien otro modelo especialmente indicado para este tipo de razas. Como dijimos anteriormente este roedor es hiperactivo, debido a eso, es muy importante tener una rueda en la jaula. También es de suma importancia ofrecer serrín u otro tipo de substrato (arena de chinchilla) para que puedan excavar, puesto que en la naturaleza viven en madrigueras, y es recomendable que la jaula no tenga más de un nivel, debido a que es un animal que en todo momento está en contacto con el suelo en su hábitat natural. Un pequeño refugio igualmente será útil para que permanezca en su intimidad.

Dado que son roedores muy activos, la jaula de elección debe ser espaciosa, sorprenderá la agilidad y el derroche de energía que realizan cuando transiten por todos los rincones de la misma.

La higiene de la jaula se realizará cada semana, renovando el lecho y restos de comida que pudiesen almacenar en aquellos lugares de su elección.

Enfermedades comunes

Las enfermedades que podemos encontrar en el roborowski son similares al resto de las razas de hámster. A continuación detallamos las más comunes:

  • Diarrea: Heces blandas que pueden estar causadas por una mala alimentación, parásitos internos, estrés, hábitat sucio u otras enfermedades.
  • Maloclusión dental: Debido a un sobrecrecimiento de los dientes.
  • Ácaros: Son parásitos externos que producen caída del pelo en algunas zonas del cuerpo del animal.

Algunos de los síntomas que pueden indicarnos que nuestra mascota padece algún problema de salud son los siguientes: pérdida de peso, caída anormal del pelo, diarrea, letargia, pérdida de apetito, descargas nasales o lesiones en la piel.

Lo ideal cuando detectemos estos síntomas es siempre acudir al veterinario para que pueda diagnosticar la enfermedad e indicar el tratamiento más adecuado en cada caso.

¿Cuánto vive Phodopus roborovskii?

En lo relacionado con la longevidad de Phodopus roborovskii, puede llegar a vivir entre 2.5 a 4 años, siempre que haya tenido buenos cuidados en cautiverio. Se ha informado de expectativas de vida menor, sobre todo aquellos criados en laboratorio. En estado salvaje la longevidad del roborowski es desafortunadamente muy corta, la media oscila en un año o año y medio, si se tiene en cuenta aspectos importantes como la carga parasitaria y otras enfermedades, depredadores, desgaste y el tener que soportar bajas temperaturas en periodo invernal (no hibernan).

¿Sabías que…?

El roborowski contribuye positivamente a la naturaleza, este impacto es apreciable dado sus hábitos fosoriales, que hacen remover la tierra y facilitan el crecimiento de la vegetación. También portan y distribuyen las semillas favoreciendo su germinación.

Phodopus roborovskii está evaluado en la Lista Roja de la UICN con el rango de preocupación menor pues por el momento la población se presenta estable, aunque no está exento de determinadas amenazas, entre las cuales se encuentra: la degradación y destrucción de su hábitat, ciertos depredadores como el zorro, aves rapaces o serpientes entre otros.

Taxonomía de Phodopus roborovskii

Dominio: Eukaryota, organismos compuestos por células eucariotas.
Reino: animalia, animales. Engloba organismos cuyas células poseen núcleo, además de ser multicelulares. No realizan fotosíntesis.
Subreino: Eumetazoa, formados por tejidos gracias a su organización pluricelular.
Filo: Chordata, poseen notocordio o cuerda dorsal, en algunos cordados (inferiores o acranios) se mantiene durante toda su vida.
Subfilo: Vertebrata, la notocorda se transforma en columna vertebral (cordados superiores o craneados).
Intrafilo: Gnathostomata, clados de vertebrados que poseen mandíbulas.
Superclase: Tetrapoda, vertebrados con cuatro extremidades
Clase: Mammalia, la mayoría disponen de glándulas mamarias que les faculta para la alimentación de sus crías.
Subclase: Theria, terios, reproducen crías con feto.
Orden: Rodentia, roedores.
Superfamilia: Muroidea, muroideos.
Familia: Cricetidae, cricétidos.
Género: Phodopus
Especie: Phodopus roborovskii. Satunin, 1903
Sinónimos:

  • Cricetulus bedfordiae
  • Phodopus praedilectus