Ratones mascotas, descubre todo de esta especie, cuidados, reproducción…

Ratones mascotas
Ratones mascotas

Es natural asociar a los ratones con la suciedad con la que conviven las ratas, por lo cual tendemos a creer que tener ratones mascotas es una idea poco sabia y saludable. Sin embargo, es innegable que resultan ser excelentes animales de compañía, si es que te gusta interactuar con los mamíferos roedores, y muy limpios también.

El ratón doméstico, de nombre científico Mus musculus, es aquél que durante décadas siempre ha convivo en áreas cercanas al hombre, las interacciones biológicas siempre han estado presente, buscando sobre todo cobijo y restos de alimentos que encuentran fácilmente en áreas pobladas por el ser humano. Aquellos que se enjaularon y fueron fruto de manipulación por el hombre son ratones domesticados, puesto que en cierta medida se crían en cautividad y su interacción con el hombre es más intensa, son los que efectivamente se consideran mascotas.

Desde antaño, ha existido una atracción especial hacia estos pequeños mamíferos roedores, por poner un ejemplo, los antiguos egipcios los consideraban con poderes sobrenaturales, por lo que sus cuidados en cautividad, en aquellos tiempos, ya estaban presente.

Durante finales del siglo XIX la cría y selección llegó a su auge, incluso comenzaron a surgir los primeros clubes con personas aficionadas a estos diminutos roedores.

Especies que pueden usarse como ratones mascotas

La mayoría de ratones mascotas tienen como ancestro común la especie Mus musculus, dentro de la cual también existen subespecies. Fruto de las selección, hibridaciones y las mutaciones presentadas a lo largo de los tiempos, existen muchas variedades; rex (pelo rizado), caracul (pelo ondulado), angora (pelo largo), hairless (sin pelo), particularidades relacionadas con la cola, ausencia de la misma, dimensiones del cuerpo, orejas… También existen otras especies afines, distinta de la anterior e igualmente integradas en la familia Muridae, citamos algunos ejemplos de ratones domesticados a nivel mundial, hay cuatro que resultan muy populares:

Ancestros de Mastomys Coucha: exteriorizan diversos pelajes, incluso blanco, ojos oscuros y orejas grises. Dentro de esta especie nos podemos encontrar con el ratón blanco albino, el cual presenta las mismas características que un blanco normal, pero con orejas rosadas; es el más frágil y delicado de los ratones mascotas.

Ratón cebra: miden unos 10 cm, tienen un pelaje decorado con franjas, sus patas traseras son más largas que las delanteras y son retraídos. Necesitan tener una vida tranquila en el hábitat que le hemos preparado. Existen dos especies que se crían en cautividad: Lemniscomys barbarus y Lemniscomys striatus.

Ratón crespado: si queremos tener a un lindo clan de ratones en un mismo terrario, esta raza de ratones mascotas es la ideal para este propósito, ya que son muy sociables, tanto con los humanos como con sus congéneres. Por ende, los problemas y peleas estarán muy alejados de esta familia de roedores que formaremos.

Ratón chino: son realmente pequeños, ya que su longitud máxima es de 5 cm y su peso no excede los 10 grs. Son muy tímidos al principio, por lo que es necesario ser muy tiernos con ellos para fomentarles la confianza. Descienden de la especie Mus musculus, concretamente de la hibridación de ciertas subespecies, para así conseguir este diminuto tamaño.

Cuidados de un ratón mascota. Instalaciones

Los ratones mascotas son animalitos muy delicados y vulnerables. Su tamaño los vuelve frágiles, por lo que hay que ser muy cuidadosos al manipularlos. Por otra parte, su salud depende mucho de la higiene que le aseguremos. Por lo que hay que estar muy atentos y ser muy responsables a la hora de decidirnos por ellos como mascota familiar.

Es imprescindible limpiar su terrario o jaula especial a menudo, ya que las heces podrían llegar a generarle dificultades respiratorias y otras afecciones.

La jaula o terrario en el que los tengas, debe ser especial para ratones mascotas, lo cual incluye recipientes para el agua y la comida, un área de juegos y un sistema para impedir su escape. Pueden fugarse en el instante que algún hueco de la jaula se lo permita, por lo que es necesario mantener precauciones. El sustrato para ratones mascotas puede ser especial, de venta en tiendas de animales, viruta o paja. Ramas o troncos de madera para escalar son relevantes, al igual que un refugio para cobijarse.

La ubicación de la jaula mejor en un lugar cálido, alejado de la humedad o climas poco favorables para ellos.

Alimentación del ratón

Las frutas y verduras frescas, tales como manzanas, peras, brócoli o patata son muy bienvenidas. El queso es también un deleite para ellos y, aunque pueda resultarte algo chocante, los insectos son una buena forma de complementar su dieta. En general,  los ratones mascotas son omnívoros, por lo que la comida debe ser variada, sin olvidar los balanceados o piensos para ratones mascotas que fácilmente se pueden adquirir en el mercado.

Conducta y manipulación de ratones mascotas

Los ratones mascotas son delicados y vulnerables, pero eso no quiere decir que deban ser dejados en soledad para evitar lastimarlos. Ellos son muy sensibles a nivel emocional y la compañía, tanto humana como de otros de su especie, resulta fundamental para garantizarles una vida feliz y longeva. Por lo tanto, anima a tus niños a manipularlos con cuidado y a interactuar con ellos de forma cariñosa y sutil. Si lo cuidas adecuadamente, tu ratón puede llegar a vivir hasta dos años y medio.

Son mamíferos roedores muy activos, sobre todo en horario nocturno, también tienen buenas dotes para escalar. Gustan vivir en grupos jerarquizados por lo que es mejor tener más de un ejemplar. Se comunican principalmente por el olor, quiere decir que si se introduce un ejemplar nuevo lo atacarán al considerarlo un intruso, también si se separa del grupo por algún tiempo a un individuo ya integrado, su nueva reintroducción puede ser peligrosa, si ya no reconocen su olor. En especímenes jóvenes no suele plantearse problemas de uniones entre ejemplares, solamente en adultos ya asentados.

Reproducción de ratones mascotas

La reproducción de los ratones mascotas está en función de la especie, no olvidemos que existen varias, pero si nos ceñimos a la más común, es decir, los que tienen como ancestro a Mus musculus, destacar que son muy prolíferos, tienen varias camadas al año, maduran sexualmente a los tres o cuatro meses, el promedio de crías es de cuatro a diez, si bien al nacer son altriciales, pueden comenzar a alimentarse por sí mismo a partir de los cuatro días, fecha en que también comienza a crecer su pelaje. Sobre los tres o cuatro semanas están en condiciones de llevar una vida independiente.