El hámster, guía práctica para su mantenimiento

hámster
El hámster es un mamífero roedor perteneciente a la familia Cricetidae, subfamilia Cricetinae (cricetinos), agrupa a 7 géneros de los que se han identificado 18 especies, caracterizadas por su color, densidad del manto o tamaño; todas tienen en común unas bolsas (abazón) ubicadas en su mejillas, su finalidad es depositar el alimento antes de ser ingerido, así pueden transportarlo a sus madrigueras o lugares de refugios.

Se adaptan sin dificultad a la vida en cautiverio, de hecho se reproducen con suma facilidad, siendo una mascota muy popular en la actualidad, principalmente por el poco espacio que requieren para su subsistencia y la comodidad de poder disponer de un ejemplar en cualquier tipo de vivienda. En estado salvaje viven en continente americano y asiático.

Jaulas para roedores

Para el alojamiento del hámster existen en tiendas de accesorios para animales jaulas especiales, cuentan con la ventaja de ser desmontadas con facilidad, con lo que la higiene de la misma se realiza sin dificultad, además suelen llevar incorporadas accesorios, como una rueda giratoria, túneles, refugios, etc. que serán de suma importancia para una mejor vida en cautiverio de este pequeño roedor. Se recomienda jaulas espaciosas, pues es muy importante que se ejerciten diariamente, de lo contrario serán propensos a la obesidad.

La temperatura ideal oscilará en torno a los 20 grados, es necesario poner en el suelo de la jaula gravilla o viruta, pues a ellos le gusta revolcarse y escarbar, también para su descanso le suministraremos algún tipo de material, por ejemplo papeles o tela, ya que igualmente les gusta construir refugios que les mantendrá en su plena intimidad, incluso una cueva construida con materiales que no les permita roerla, servirá como albergue para una mejor adaptación.

La limpieza es muy importante para prevenir problemas de salud, deberemos realizar, al menos una vez por semana, una limpieza exhaustiva de la jaula, renovando el material utilizado en el interior de la misma.

Alimentación, la comida de elección

La alimentación del hámster ha de ser variada y equilibrada, si le suministramos sobras puede repercutir negativamente en su salud, lo ideal es proporcionarles una mezcla de cereales y semillas, acompañado de verduras y frutas frescas.

Las proteínas también son importantes pues estos animales en estado salvaje consumen también alimento animal, incluso su carencia puede dar lugar a canibalismo entre hámsters. También es importante que tenga a su disposición agua fresca y limpia, aunque al tratarse de animales cuyo hábitat principal son las zonas áridas, pueden ingerir el agua a través de los alimentos frescos que consumen.

Socialización y comportamiento

Son animales de hábitos nocturnos, dependiendo de la especie, algunos son sociables con sus congéneres, como es el caso del hámster enano, otros por el contrario son muy territoriales, por ejemplo el hámster dorado. Es recomendable tener animales de la misma variedad, con el fin de evitar enfrentamientos o peleas que redundan negativamente en su salud; además, en la mayoría de los casos, si decidimos tener una pareja, deben estar separados y solo permanecer juntos durante el tiempo que dure el apareamiento.

Hámster roedor mascota
Hámster dorado

La manipulación de estos animales se realizará con cuidado, sin asustar al animal; en muchas ocasiones pueden llegar a morder, sobre todo los adquiridos recientemente y sin habituación al nuevo medio; tras un periodo de adaptación y con buenos cuidados, se dejan manipular sin dificultad y llegan a ser buenas mascotas, incluso se les puede educar para que durante ciertas horas transite por un área determinado de nuestra vivienda, siempre con precaución, es decir, en zonas cerrados y sin cavidades o lugares de difícil acceso.

Reproducción de los hámsters

Su madurez sexual la alcanzan a los dos meses y medio, algunos incluso antes, el periodo de gestación dura entre 15 a 20 días, el parto es muy numeroso, la media oscila entre 6 a 8 crías, nacen sin pelo, su crecimiento es rápido, de hecho desde la primera semana empiezan a dirigir alimento sólido, pueden valerse por si mismas transcurrido tres o cuatro semanas desde su nacimiento.

Sabremos que la hembra está en celo principalmente por mostrarse más pacifica, sin atacar al macho.

Una buena alimentación, entorno favorable y el apareamiento en edad adecuada, es esencial para el buen fin de la reproducción, de lo contrario, puede llegar a ser un auténtico fracaso, téngase en cuenta que algunas hembras incluso llegan a practicar el canibalismo y comerse hasta sus propias crías si intuyen que no existen condiciones óptimas para la reproducción.

Salud

La esperanza de vida del hámster oscila entre dos y tres años. La visita al veterinario es importante para prevenir la salud del animal. Entre las patologías más frecuentes se encuentran parásitos, enfermedades respiratorias, meningitis, diabetes y fracturas por caídas inesperadas.

Razas o variedades más populares

Entre las razas más populares destacan el hámster dorado o común y los Hámsters enanos: como el ruso, campbell, roborovski o el chino.

Información taxonómica

Reino: Animalia, animales

Subreino: Eumetazoa, eumetazoos

Filo: Chordata, cordados

Subfilo: Vertebrata, vertebrados

Clase: Mammalia, mamíferos

Subclase: Theria, terios

Orden: Rodentia, roedores

Subórdenes: Myomorpha, miomorfos

Infraorden: Myodonta

Superfamlia: Muroidea, muroideos

Familia: Cricetidae, cricétidos

Subfamilia: Cricetinae

Géneros: Allocricetulus, Cansumys, Cricetus, Cricetulus, Mesocricetus, Phodopus ,Tscherskia.

5 respuestas a «El hámster, guía práctica para su mantenimiento»

    1. El artículo de el hámster, viene como equipo editorial, digamos que el autor es Paradais Sphynx, nuestra página web. Lo ponemos así por el hecho de que son artículos revisados por más de una persona.

  1. Estupendo articulo! Los hamsters son animalitos muy bonitos y muy frágiles. Tenemos que cuidarlos como se merecen!

    Felicidades y Saludos 🙂

Los comentarios están cerrados.