Hámster chino, Cricetulus barabensis

Hámster chino, Cricetulus barabensis
© Paradais Sphynx

Quién no se ha divertido alguna vez observando a algún roedor, por ejemplo, almacenando comida en sus carrillos o cogiendo las pipas con esas manitas. Dentro de los roedores encontramos numerosas especies como, el ratón, el jerbo o la cobaya. En este post centraremos nuestra atención en uno de los hámsteres más entrañables que podemos encontrar en el mercado, el hámster chino.

Origen

Como su nombre bien indica este animal tiene un origen asiático, concretamente del noreste de China y otras zonas geográficas. Su domesticación se inició sobre el año 1900 con la finalidad de utilizar este animal principalmente para la investigación. A diferencia de otros, este roedor es más parecido al ratón que al resto de hámsteres. Su nombre en latín ha tenido ciertas controversias, se le ha asignado Cricetulus griseus, aunque estudios taxonómicos han considerado conveniente denominarlo científicamente Cricetulus barabensis.

Características

Una de las particularidades del hámster chino es que presenta una cola larga, aproximadamente de un centímetro, motivo por el cual muchos lo asemejan más a un ratón que a un hámster propiamente. Esta mascota puede llegar a medir entre 10-12cm, pesar entre unos 35-45 gramos y vivir entre 2 y 5 años. En cuanto a la coloración del pelaje distinguimos básicamente dos: salvaje o punto dominante. En la primera, el animal presenta una coloración marrón rojiza o marrón grisácea, mientras que en el segundo, nuestra pequeña mascota presenta una capa blanca moteada. Ambas manifiestan a lo largo de la columna vertebral una raya de color negra que se extiende desde la frente hasta la cola del animal. En ocasiones, de forma aleatoria, aparece una tercera coloración negra y blanca, pero ésta es poco común.

Debemos tener en cuenta que el hámster chino es muy territorial por lo que nunca es recomendable mantener a dos animales juntos, a excepción de parejas reproductoras. A partir de los 40 días, aproximadamente, vamos a poder diferenciar los machos de las hembras pues el desarrollo de los testículos en esta especie es considerable si lo comparamos con su tamaño corporal.

Cuidados del hámster chino

Cricetulus barabensis no es uno de los hámsteres más recomendados para niños, pues posee una gran actividad energética y necesita un largo periodo de tiempo para conseguir una buena socialización con el ser humano.

Alimentación

El hámster chino es omnívoro por lo que es importante facilitar una dieta completa que conste de verduras frescas, semillas y animales vivos, como grillos o tenebrios. No debemos olvidar proporcionar agua fresca en cantidad suficiente de forma diaria. Siempre que se pueda ha de aportarse heno ya que requiere una dieta rica en fibra.

Hábitat, su alojamiento y jaula

Lo ideal para este tipo de roedor, debido a su característico comportamiento, son los terrarios de gran tamaño para evitar posibles fugas y proporcionar espacio suficiente donde desenvolver toda su energía. Aunque las jaulas especiales para hámster también son útiles, en la medida que están diseñada para adaptarse y vivir cómodamente en cautividad .

Como enriquecimiento ambiental podemos introducir juguetes que le permitan escalar y colgarse de su cola, troncos que le ayuden a ejercitarse y, no debemos olvidar, proporcionar al hámster chino algún objeto con el que poder afilar y desgastar sus dientes. La temperatura ideal para el hámster chino, Cricetulus barabensis, se encuentra alrededor de los 21˚.

Cría o reproducción

Con este tipo de hámster la cría puede ser complicada debido a la territorialidad anteriormente comentada. Sin embargo, podemos reducir el riesgo de peleas entre los individuos reproductores si tenemos en consideración el momento y el lugar de la unión. Es recomendable realizar dicha unión a partir de las 5 semanas de edad, es decir, una vez han alcanzado la madurez sexual. También podemos considerar introducir una hembra y un macho con experiencia durante la época de celo, para ello es necesario saber que las hembras entran en celo cada 4 días.

El lugar ideal para el apareamiento de Cricetulus barabensis será un territorio neutral para ambos individuos. El periodo de gestación en el hámster chino es de 18 a 21 días. La hembra se torna más agresiva frente al macho cuando está gestante, por ese motivo, durante el periodo de cría lo ideal es mantener separada a la pareja y, en el caso de querer mantenerla en la misma jaula, proporcionar más de un nido. La media de crías supervivientes por hembra en esta raza es de 6, las cuales comienzan a alimentarse de forma independiente a los 15 días de nacer. En este momento se debe retirar a los machos de la madre.

Enfermedades comunes

Esta raza tiende a padecer diabetes de forma frecuente, por tanto, es importante aportar al hámster chino una dieta saludable baja en azúcares y rica en proteínas.

¿Cómo saber si nuestra mascota padece esta enfermedad?

El principal síntoma es el aumento en la ingesta de agua y de comida. Sin embargo, si queremos confirmar nuestras sospechas nada mejor que acudir al veterinario donde le harán una prueba rápida, sencilla e indolora.

Otro de los problemas que puede presentar el hámster chino, Cricetulus barabensis, es la dificultad en la fijación del calcio, lo que se traduce en el estado adulto en la aparición de osteoporosis. En este caso el mejor tratamiento es la prevención, por lo tanto, siempre que tengamos una hembra lactante o crías en desarrollo daremos un aporte extra de calcio.

Denominación común

Hámster chino, hámster enano chino, en inglés Striped Dwarf Hamster, Striped Hamster.

¿Cómo es en estado salvaje?

Cricetulus barabensis habita en zonas áridas, terrenos llanos con vegetación herbácea, áreas semidesérticas, también puede frecuentar tierras destinadas a cultivos agrícolas e incluso zonas urbanas. Se refugia en madrigueras con longitud aproximada de 1 m y no más profundas de 50 cm, con dos accesos para la entrada y salida. Las madrigueras disponen de compartimentos para anidar y almacenamiento de comida. Son animales grupales, no obstante, la comunidad comprende unos 8 indivíduos.

Suelen entrar en periodo de letargo, hibernando cuando el clima es extremo, con posterioridad se vuelven activos, especialmente durante la noche y comienza el ciclo reproductivo del hámster chino.

Son mamíferos roedores muy prolíferos que pueden tener entre 2 a 5 camadas anuales, el parto también es numeroso, de hecho algunas hembras Cricetulus barabensis paren hasta 10 crías por parto, aunque el número suele ser inferior.

En estado salvaje se ha registrado una longevidad media entre 1 a 2 años.

Distribución geográfica. Conservación

Distribución, conservación de Cricetulus barabensis, hámster chino

El hámster chino distribuye en numerosas áreas geográficas de Siberia, entre las que destacan Mongolia, Corea, noreste de China y Federación Rusa (krai de Primorie)

Es catalogado en la Lista Roja de Especies Amenazadas con el rango de preocupación menor. La especie Cricetulus barabensis se encuentra en buen estado de conservación y distribución; entre las amenazas que pueden comprometer al hámster chino destaca principalmente la degradación y destrucción de su hábitat natural.

Clasificación. Taxonomía de Cricetulus barabensis

Dominio: Eukaryota, organismos compuestos por células eucariotas.
Reino: animalia, animales. Engloba organismos cuyas células poseen núcleo, además de ser multicelulares. No realizan fotosíntesis.
Subreino: Eumetazoa, formados por tejidos gracias a su organización pluricelular.
Filo: Chordata, cordados, poseen notocordio o cuerda dorsal, en algunos cordados (inferiores o acranios) se mantiene durante toda su vida.
Subfilo: Vertebrata, vertebrados, la notocorda se transforma en columna vertebral (cordados superiores o craneados).
Intrafilo: Gnathostomata, clados de vertebrados que poseen mandíbulas.
Superclase: Tetrapoda, vertebrados con cuatro extremidades
Clase: Mammalia, mamíferos, la mayoría disponen de glándulas mamarias que les faculta para la alimentación de sus crías.
Subclase: Theria, terios, reproducen crías con feto.
Orden: Rodentia, roedores.
Superfamilia: Muroidea, muroideos.
Familia: Cricetidae, cricétidos.
Género: Cricetulus
Especie: Cricetulus barabensis. Pallas, 1773
Sinónimos:

  • Cricetulus barabensis ferrugineus
  • Cricetulus griseus
  • Cricetulus griseus fumatus
  • Cricetulus manchuricus
  • Cricetulus mongolicus
  • Cricetulus obscurus
  • Mus furunculus
Hámster Chino, información y cuidados
Tu opinión importa: Valora el artículo