Octodon degus, mamíferos roedores

© Paradais Sphynx

Área geográfica

En estado salvaje, el Octodon degus, es un mamífero oriundo de Chile.

Características y descripción

El Octodon degus posee un color amarillento-amarronado, la parte ventral e inferior de sus extremidades son de color crema, su cola es mediana, las orejas son grandes y de coloración oscura. Estos roedores pueden pesar entre 200 a 300 gramos. Existencia de dimorfismo sexual, los machos son ligeramente más grande que las hembras.

Hábitos y alimentación

El degú habita en zonas de estepa con abundante matorral, también viven en algunas zonas montañosas de los Andes. Son animales sociables que viven en comunidad, de costumbres diurnas. Construyen galerías subterráneas para refugiarse durante la noche, también están adaptadas para la reproducción y albergue de las crías.

En cuanto a su alimentación destacar que son mamíferos herbívoros, consumen hierbas, hojas y semillas. Practican la coprofagia, es decir, ingieren sus heces aprovechando sus nutrientes para un mejor funcionamiento de los intestinos.

Reproducción de los degús

Estos animales se reproducen con facilidad. El periodo de gestación dura aproximadamente unos tres meses; las crías nacen con los ojos abiertos, pueden percibir sonidos y están totalmente recubiertas de pelo, el destete tiene una duración de sobre unas cuatro semanas. La camada puede oscilar entre 4 a 9 ejemplares, aunque la media es de cuatro a cinco crías. Los machos varones son territoriales y agresivos frente a otros machos llegada la época reproductiva.

Cuidados como mascota del degú

En los últimos años se ha popularizado como mascotas, ya que entre sus ventajas se encuentra su pequeño tamaño, son diurnos, se adaptan a la vida en cautiverio y se manipulan con facilidad, quizás el inconveniente de estos animales es el hecho de roer bastante más que otros roedores como el hámster, chinchillas o las cobayas, por esa razón es importante disponer de una jaula los suficientemente acondicionada para que no pueda escaparse de su medio en cautividad, a tales efectos es altamente recomendable disponer de una jaula fabricada de metal o una urna de vidrio.

La jaula ha de ser los suficientemente espaciosa para que puedan ejercitarse, ha de incorporarse un recipiente con arena para chinchillas, ya que a estos animales les gusta los baños de arena, además su pelaje estará más brillante y limpio. Como sustrato es suficiente dotarlos de paja y viruta especial para roedores fácilmente adquirible en tiendas de animales.

En cautividad los degús pueden alimentarse de heno, mezcla de semillas para roedores, vegetales frescos como la lechuga, diente de león, zanahorias, calabacín…, también puede suministrarse pan duro y frutos secos. Aunque son animales que consumen poca agua, no ha de faltarle un recipiente con agua limpia y fresca.

La temperatura ambiente puede oscilar de media entorno los 20 grados.

La limpieza del ambiente y sobre todo de la jaula es indispensable para asegurar un buen estado de salud del degú. La jauda ha de limpiarse una vez a la semana, retirando el sustrato, lecho y demás materia orgánica que pueda quedar en el habitáculo, por ejemplo, los restos de comida. También ha de desinfectarse los accesorios incorporados en la jaula: bebederos, comederos, etc.

Si optamos por la reproducción es necesario seleccionar animales sanos y aptos para la cría, una vez la hembra esté gestante ha de suministrarse materiales para la confección del nido: papeles, algodones, heno… Si el parto sucede con normalidad, se pueden separar a las cría transcurrido cinco semanas de vida. El reproductor macho puede quedarse con la hembra durante el periodo que dure la reproducción, no obsante, es necesario vigilarlo, y si comprobamos que presenta problemas de agresividad frente a las crías, será necesario también separarlo de la madre y sus cachorros.

Utilidad para el hombre

Es utilizado como medio de investigación en laboratorios, también es demandado como animal de compañía o mascota.

Otras denominaciones

Degú ratón o común, degú cola pincel.

Conservación

La IUCN en su lista roja evalúa al degú común como de “Preocupación Menor”, ya que la especie se encuentra en la actualidad estabilizada y por el momento no existe riesgo que suponga un descenso considerable de la población.

Taxonomía de Octodon degus

Dominio: Eukaryota, organismos compuestos por células eucariotas.
Reino: Animalia. Engloba organismos cuyas células poseen núcleo, además de ser multicelulares. Los animales adquieren su alimento y energía a través de la materia orgánica. Se reproducen sexualmente. Consumen oxígeno, imprescindible para su subsistencia. No realizan fotosíntesis.
Subreino: Eumetazoa, formados por tejidos gracias a su organización pluricelular.
Filo: Chordata, poseen notocordio o cuerda dorsal, en algunos cordados (inferiores o acranios) se mantiene durante toda su vida.
Subfilo: Vertebrata, la notocorda se transforma en columna vertebral (cordados superiores o craneados).
Intrafilo: Gnathostomata, clados de vertebrados que poseen mandíbulas.
Superclase: Tetrapoda, vertabrados con cuatro extremidades
Clase: Mammalia, la mayoría disponen de glándulas mamarias que les faculta para la alimentación de sus crías.
Subclase: Theria, el embrión se desarrolla en el útero de la madre.
Orden:  Rodentia, roedores.
Familia: Octodontidae. Octodóntidos.
Género:  Octodon.
Especie: Octodon degus.

Vídeo de degús