Orden Perissodactyla, características principales, clasificación y ejemplos

Perisodáctilos
Perisodáctilo

Los perisodáctilos, del orden Perissodactyla, son mamíferos placentarios que poseen en sus patas un número impar de dedos, justamente eso es lo que significa su nombre, del griego περισσός (peryssos) “impar” y δάκτυλος (dáktylos), “dedo”.

La mayoría de los integrantes del orden Perissodactyla poseen tres dedos aún funcionales en sus extremidades, aunque, el que se ubica la posición central es el más desarrollado y el que funciona como eje para ese miembro. En algunos animales, como por ejemplo en el caballo, los dedos se han reducido totalmente hasta quedar presente solo uno.


Características del Orden Perissodactyla

Además de tener número impar de dedos, es importante remarcar que los perisodáctilos, Orden Perissodactyla, se encuentran dentro del superorden de los ungulados, esto quiere decir que caminan apoyándose en el extremo del o de los dedos, el cual se encuentra generalmente cubierto por una estructura cornificada llamada pezuña.

Los miembros de los perisodáctilos se describen como mesaxónicos, es decir, que su dedo central (en la mayoría de los casos el tercero) se desarrolla mientras que los restantes reducen su tamaño, hasta incluso desaparecer.

Son animales herbívoros, su fórmula dentaria es variable pero la mayoría de los perisodáctilos presentan una dentición completa. A diferencia de otros ungulados, como por ejemplo los rumiantes, conservan los incisivos de la mandíbula superior y los utilizan para arrancar hierba.

Los dientes premolares se encuentran molarizados, así junto a los molares forman una amplia superficie para triturar el alimento.

Otra diferencia que presentan respecto a los rumiantes es que su estómago no está divido en cavidades, sino que es simple. En cambio, el intestino grueso suele estar muy desarrollado en las diferentes especies, siendo este el lugar para digerir la celulosa presente en la comida.

Evolución de los perisodáctilos

Se cree que los perisodáctilos, Orden Perissodactyla, datan del Paleoceno superior (hace 65-55 millones de años) y que, para los inicios del Eoceno ya se encontraban ocupando diversos continentes. Inicialmente habitarían Asia y/o África y luego fueron extendiéndose para ocupar Europa y América del Norte.

Uno de los ejemplares más antiguo fue Hyracotherium; era un ungulado que tenía el tamaño similar al de un perro, fue considerado el primer integrante de la familia Equidae (aunque más tarde se lo reclasificó dentro de los paleotéridos). El hallazgo tuvo lugar en Reino Unido. Tenía un peso que rondaba los 20 kilos, media aproximadamente 20 cm a la altura de la cruz (hombros) y su longitud era de 60 centímetros. Una característica anatómica es que en los miembros anteriores poseía cuatro dedos mientras que solo tres en los posteriores, todos ellos tenían una almohadilla que es similar a la de los perros actuales.

En cuanto a su alimentación, se cree que eran herbívoros y que ramoneaban brotes de plantas, frutas y hojas de arbustos.

Aparentemente los tapires y caballos vivieron su evolución en América del Norte y los rinocerontes (a partir de un ejemplar parecido a los tapires) en Asia para luego volver a colonizar América, hace aproximadamente 45 millones de años.


Así como el Hyracotherium era un animal pequeño, también había perisodáctilos muy grandes, como el rinoceronte de Asia que pesaba 11 toneladas.

Durante el Oligoceno, el orden Perissodactyla eran los mamíferos herbívoros que tenían el dominio del hábitat. Luego, durante la época del Mioceno los artiodáctilos comenzaron a ganar poder gracias a sus características anatómicas, estómago policavitario con 4 cámaras, que les permitían aprovechar de mejor manera los nutrientes presentes en la hierba. Si bien fueron desplazados de su lugar dominante y el número de las especies disminuyó mucho, algunos perisodáctilos pudieron sobrevivir y adaptarse al lugar que habitaban.

Orden perissodactyla, perisodáctilos
Orden perissodactyla, perisodáctilos

Clasificación del orden Perissodactyla

La regresión del Orden Perissodactyla continúa hasta la actualidad, de la gran variedad de familias que lo integraban, ahora solo quedan 3 que se agrupan dentro de dos subórdenes.

Suborden Hippomorpha

Si bien en el pasado fue un grupo de mamíferos muy abundante, actualmente se encuentra representado solamente por la familia Equidae.

Esta familia era muy compleja y estaba compuesta por más de 350 especies. Hoy en día todas las especies son del género Equus.

Los équidos se caracterizan por poseer solo un dedo en sus extremidades y se encuentra recubierto por un casco.

Como especies domésticas debemos nombrar al caballo (Equus ferus caballus), no obstantes, es de destacar que aún existen poblaciones salvajes. También al asno (Equus asinus), aunque actualmente es clasificado como una subespecie (Equis africanus asinus).

Como salvajes tenemos dos especies de asnos (Equus africanus y Equus hemionus) y tres de cebras (la cebra común Equus quagga, Equus grevyi y Equus zebra).

Suborden Ceratomorpha

Las familias de este clado eran muy diversas en cuanto a su tamaño y apariencia, llegando algunos a ser muy grandes.

En los representantes vivos podemos distinguir dos Superfamilias. La primera, Rhinocerotoidea, incluye a los rinocerontes; la otra es denominada Tapiroidea, que integra a los los tapires, animales ramoneadores que tienen un aspecto similar a los cerdos, pero poseen una trompa corta y prensil.

Autores consultados

Guiomar Garrido (2008)
Agustí y Antón (2002)
Hickman (2005)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *