Cándios, familia canidae

Foto: Tim Strater, Licencia: CC BY-SA 2.0

La familia de los cánidos o familia Canidae agrupa a unos mamíferos con una serie de rasgos anatómicos similares, son digitígrados, es decir, caminan sobre los dedos de los píes, gozan de complexión fuerte, sus uñas, a diferencia de la mayoría de los félidos, no son punzantes, cortantes ni retráctiles, ya que para su defensa y ataque utilizan la boca, la cual goza de una potente y poderosa dentadura; además los cánidos son animales muy veloces y resistentes, tal circunstancia les habilita para cazar fácilmente sus presas.

La mayoría de los cánidos viven en manadas, son sociables, no obstante, existe entre ellos cierta jerarquía social, el más fuerte es el dominante. Su cerebro se encuentra bastante desarrollado, eso hace que se trate de una animal inteligente.

Podemos clasificar a los cánidos o familia Canidae en tres subfamilias: la Borophaginae, la Hesperocyoninae, ambas extintas, y la subfamilia “Caninae”, que abarca un total de 35 especies de cánidos, destacando la especie Canis lupus, es decir, los lobos y la especie Canis lupus familiares a la que pertenece el perro doméstico.

Perros domésticos o mascotas

Los perros son mamíferos domésticos que desde antaño han tenido una estrecha relación con el hombre, sigue siendo un animal de gran provecho en la práctica del deporte de la caza, perro guardián, incluso en labores de pastoreo. Todo ello ha conducido a la creación de multitud de razas, más de 500 en la actualidad; además, como animal de compañía, es la mascota de preferencia entre los aficionados a este animal doméstico.

Su adaptación al entorno humano se ha realizado favorablemente, incluso se le puede considerar un animal omnívoro, pues sus hábitos se han modificado considerablemente en comparación con sus costumbres en estado salvaje. Es obvio que este compañero inseparable del hombre se ha ganado su puesto privilegiado entre los humanos, no olvidemos que algunas razas juegan un papel importante como perros guía o aquellos que se dedican al salvamento, sin dejar a un lado los canes utilizados por la policía en sus tareas de búsqueda y vigilancia.

Los perros se han representado en numerosas obras de arte como la pintura y escultura; muchos escritores célebres han dedicado alguna obra a este alegre can. El cine también ha influido positivamente en la adopción de un cánido como animal de compañía, incluso muchos han llegado a gozar de gran cariño y popularidad.

Es considerado una subespecie del lobo y se denomina científicamente canis lupus familiaris.

Lobo, características principales

El lobo, canis lupus, es una especie de cánido muy popular entre los humanos, ha sido perseguido por los numerosos ataques y pérdidas que causa al ganado, incluso a personas, también para comercializar con sus pieles o como caza deportiva. Son mamíferos carnívoros que se adaptan fácilmente a diferentes hábitats, viven en manadas. Actualmente experimenta una menor densidad poblacional, incluso en muchas áreas geográficas ha desaparecido; gracias a los programas de recuperación se ha incrementado el números de ejemplares, al mismo tiempo que se ha logrado la no extinción de la especie. Existen numerosas subespecies, a modo de ejemplo destacamos el lobo europeo, ibérico o el popular lobo polar caracterizado por su bello manto blanco.

Zorro, también conocido como raposa

Sin duda estos animales han sido protagonistas en algunas facetas de la cultura popular, las fábulas representativas de estos intrépidos y audaces mamíferos siempre ha estado presenten principalmente en niños de corta edad. El zorro es un cánido con menos envergadura que los demás integrantes de la familia caninae. Es un animal solitario y caza a sus presas muy ágilmente; existen numerosas especies entre las que destacan el zorro rojo o el zorro polar.

Dingo, un animal con aspecto de perro y lobo

El dingo es una subespecie del lobo, canis lupus. Su principal característica es su parecido o semejanza intermedia entre los lobos y el perro doméstico. El dingo es natural de Australia y numerosas áreas geográficas de Asia. Se alimenta de canguros, ratas, conejos y otros pequeños mamíferos. Es fácil avistarlo como mascotas en su zona de procedencia, de hecho se suele cruzar con ejemplares de perros domésticos. Son animales que viven en grupos, aunque algunos pueden llevar una vida más solitaria, si bien pertenecen a una determinada manada, la cual siguen manteniendo relaciones afectivas entre sus miembros.

Coyote, también conocido como lobo de la pradera

El coyote se distribuye por el continente americano, especialmente América del Norte y Central. Mantiene cierto parecido con los lobos, aunque es más pequeño y por lo general de costumbres solitarias, aunque también el coyote puede vivir en pareja, ya que mantienen un vinculo sexual basado en la monogamia. Poseen un cuerpo delgado, patas largas, hocico alargado, orejas grandes y una cola bastante tupida de pelo. Son animales omnívoros, su fuente de alimentación se constituye de pequeños mamíferos, determinados vegetales e incluso insectos.

Chacales, caracterizados por su astucia e inteligencia

El chacal es un mamíferos carnívoro oriundo de África, Europa y Asia. Existen numerosas especies como el chacal dorado o el rayado. Los chacales se caracterizan en ser animales muy veloces gracias a su osamenta fina y alargada. Cazan en solitario o en parejas, aunque también son carroñeros. Mantienen cierto parecido con los coyotes y también, desde el punto de vista reproductivo, su apareamiento es monógamo.