Dentición de los mamíferos, características y tipos de dientes

Dentición de los mamíferos

Los mamíferos son los animales vertebrados con mayor grado de complejidad variabilidad, en cuanto a su morfología, anatomía, fisiología y comportamiento, que se desarrollan en todos los ecosistemas geográficas del planeta Tierra. La complejidad y variabilidad también se ve reflejada en la dentición de los mamíferos, ya que corresponden con las piezas bucales más evolucionadas de los animales, las cuales utilizan para alimentarse de gran diversidad de seres vivos, lo que les ha permitido ocupar diferentes peldaños en las redes y pirámides tróficas, desde los consumidores primarios hasta grandes depredadores.

El estudio de la dentición de los mamíferos además resulta muy importante en la identificación taxonómica y en filogenia, puesto que sus estructuras son muy resistentes a lo largo del tiempo. En el presente artículo se especifican las características generales de la dentición de los mamíferos, así como los tipos de dientes que éstos presentan y cómo varían de acuerdo a la dieta.

Características generales de la dentición de los mamíferos

La dentición de los mamíferos presenta ciertas características que las distinguen de las presentes en los restantes grupos de animales, entre ellas tenemos:

Poseen dentición heterodonta, lo que quiere decir que sus integrantes los dientes, son de diferentes tipos, tanto en morfología, como en la función que ejerce cada uno.

– El número de cada uno de los tipos de dientes es diverso entre las diferentes especies de mamíferos.

– En algunos grupos taxonómicos como los que ocupan ambientes marinos (delfines, focas, aquí más información sobre las focas, leones marinos y morsas) la dentición no es heterodonta, sino homodonta secundaria, y se presenta como una adaptación a la depredación en este tipo de ambientes.

– Durante la vida de los mamíferos se presentan dos tipos de denticiones, una que se manifiesta como unos dientes provisionales en las primeras etapas de desarrollo, estos se denominan también dientes de leche, y cuando han avanzado en su crecimiento, estos dientes deciduos son reemplazados por unos permanentes que como su nombre lo indica los acompañarán el resto de sus etapas. Esta característica de doble generaciones de estructuras dentales se conoce con el nombre de difiodoncia, existen excepciones a este carácter en algunos ejemplares.

– Este grupo de animales poseen sus dientes en alveolos que se encuentran incrustados en el hueso, condición que se llama tecodonta.

– En la composición de las piezas dentales presentan coronas y raíces, también tres tejidos, los cuales son: cemento, esmalte y dentina.

– Es importante mencionar que existen algunos mamíferos desdentados, como los armadillos y perezosos, que solo cuentan con molares y algunos como el oso hormiguero que carece de dientes en su totalidad, por el tipo de alimentación que posee.

Tipos de dientes presentes en los mamíferos

Como ya fue mencionado de forma previa, la dentición de los mamíferos está integrada por diferentes tipos de dientes, entre ellos, existen cuatro tipos principales que están presentes en la mayoría de los grupos taxonómicos de estos seres vivos, ellos son:

Incisivos: localizados anteriormente, se insertan en la premaxila, con funciones variadas, ya que pueden servir para cortar, morder o sujetar la comida, pero incluso pueden cumplir roles defensivos, como por ejemplo en el caso de los elefantes. Por lo general, son de tamaños menores y de morfología aplanada.

Caninos o colmillos: sus funciones son diversas: desgarrar, sujetar y también defensiva. Externamente tienen aspecto de cono, con el extremo en punta. Algunos grupos de mamíferos pueden carecer de este tipo de estructuras dentales.

Premolares: le siguen a los colmillos, son pequeños, con forma aplanada, pero presentan algunas crestas cortantes, su función es la fragmentación del alimento.

Molares: continúan después de los premolares, son de mayores dimensiones, con forma aplanada, pero con cúspides, cuyo desarrollo está directamente relacionado con el tipo de dieta. Su función al igual que la de los dientes anteriormente nombrados es la fragmentación o trituración del alimento.

Dentición de los mamíferos de acuerdo al tipo de dieta

Los tipos de dientes de los mamíferos pueden presentar cierta variabilidad en relación a su morfología y disposición en los diferentes grupos taxonómicos, dependiendo del tipo de alimentación. Así, encontramos que la dentición de los mamíferos puede diferenciarse en cuanto a si son carnívoros, herbívoros u omnívoros, de la siguiente manera:

Herbívoros

En este grupo de animales, los dientes incisivos son generalmente largos, en algunos casos también pueden encontrarse ausentes en la mandíbula superior y presentarse solo en la inferior.

Los caninos o colmillos, son de menor tamaño, aunque también pueden ausentarse o encontrarse atrofiados, pero en ciertas ocasiones se presentan con grandes tamaños, sin función alguna en la masticación. Los premolares y molares, por su parte, se muestran como piezas de grandes dimensiones, forma aplanada, con estrías, para cumplir con la difícil tarea de triturar el material vegetal y sus duros componentes celulares.

Carnívoros

En los mamíferos con este tipo de dieta, su dentición está adaptada para sujetar y matar a las presas, para desgarrar y triturar la carne que éstas poseen; por lo tanto, los incisivos son filosos y muy cortantes, generalmente se encuentran caninos de mayor tamaño, con forma curva y puntiaguda, ideales para la sujeción y muerte. Los premolares y molares poseen de igual manera crestas filosas y cortantes para desgarrar y triturar.

Omnívoros

Los mamíferos omnívoros poseen estructuras dentales ideales para su variada alimentación. Su dentición incluye incisivos por lo general de forma plana, pero filosos y cortantes (aunque también pueden estar ausentes en la mandíbula superior), caninos o colmillos de tamaños grandes y bien afilados, con premolares y molares con amplias superficies trituradoras, además de poseer crestas afiladas y cortantes para su dieta mixta.

Referencias:

– Duque-Osorio, J.; Ortíz-Salazar, M.; Salazar-Monsalve, L.; Mejía-Pavony, C. (2009).

– Mancina, C.; Borroto-Páez, R. (2011).

– Pérez-Pérez, A.; Galbany, J.; Romero, A.; Martínez, L.; Estebaranz, F.; Pinilla, B.; Gamarra, B. (2010).

– Reyes, G.; Bonomie, J.; Guevara, E.; Palacios, M.; Malgosa, A.; Chimenos, E.; Jordana, X.; García-Sívoli, C. (2010).

– Szteren, D.; Hernández, D. (2009).