Cetáceos, orden Cetacea

Cetáceos, orden Cetacea

Características y morfología de los cetáceos

La forma general del orden cetáceos (Cetacea) es muy aerodinámica, sin proyecciones tales como orejas o genitalia que pudieran producir resistencia. Las extremidades anteriores se han modificado en aletas habiendo perdido su función original de locomoción, se enfocan principalmente en brindar dirección. Para impulsarse a sí mismos a través del agua, baten de forma masiva su cola rítmicamente, esta a su vez termina en dos aletas horizontales características. El rasgo más claro que une a todos los cetáceos, es un pronunciado aumento del espesor y densidad (pachiosteosclerosis) de la pared media de la bulla timpánica, uno de los dos principales huesos del oído localizados en la base del cráneo.

Taxonomía del orden Cetacea

Los cetáceos se dividen en tres grupos, las ballenas antiguas (Archaeocetes) extintos hace alrededor de 25 Ma, las ballenas dentadas (Mysticeti o misticetos) y las ballenas de barba (Odontoceti u odontocetos), cada una de las cuales contiene determinadas familias. Tanto los odontocetos como los misticetos han experimentado una pronunciada reorganización de sus huesos faciales, este proceso es conocido como guía telescópica y busca facilitar la respiración. Los odontocetos presentan habilidad de ecolocalización, la cual se fundamenta en usar sonido al detectar la presa y navegar.

Evolución

Los cetáceos son un grupo compuesto por los delfines, ballenas y marsopas. Su historia evolutiva data de más de 50 millones de años de evolución, en la cual se transformó un grupo de pequeños marineros de agua dulce, cuadrúpedos, en los leviatanes de alta mar que conocemos en la actualidad. En esta transición evolutiva estos organismos pasaron de habitar en las orillas y se adaptaron completamente a la vida en el mar.

Junto con los sirenios, los cetáceos son los únicos mamíferos que se han adaptado completamente a la vida en el océano. La similitud morfológica de los arqueocetos, antiguas ballenas, con mamíferos terrestres, ha dificultado reconstruir sus verdaderas afinidades evolutivas.

Diversidad, distribución y poblaciones actuales

La Sociedad de Mastozoología Marina reconoce 90 especies vivas, de las cuales 80% corresponden a odontocetos. En general, la fauna cetácea moderna se basa en tres familias, Balaenopteridae representando cerca del 60% de todos los misticetos vivos, Delphinidae representado por los delfines oceánicos y Ziphiidae o ballenas con pico, que representan aproximadamente el 50% y 30% respectivamente de todos los odontocetos vivos.

Los cetáceos actuales varían en tamaño de aproximadamente 1 m a más de 30 m y habitan todas las partes de los océanos y mares del mundo. Geográficamente, la diversidad moderna es alta a latitudes intermedias y a temperaturas de la superficie del mar de aproximadamente 21 ºC.

Los misticetos presentan largas migraciones entre áreas de alimentación a alta altitud y de cría a baja latitud.

Ecología

Las ballenas modernas y los delfines, son una parte esencial del ecosistema oceánico como depredadores principales, distribuidores de nutrientes a gran escala y como fuente de alimento para otros organismos de las profundidades del océano.

La estrategias alimenticias de los cetáceos se dividen en la alimentación en filtro, la cual está dirigida a grandes cantidades de presas de pequeño tamaño en masa, característico de los misticetos y focalización de los ítems presa individuales vía succión, alimentación raptorial, o una combinación de ambas, como se reporta en los odontocetos.

En términos dietarios, la mayoría de las especies dependen de pescados y cefalópodos. Las excepciones las hacen los misticetos, que se alimentan de diminutos crustáceos en su mayoría copépodos y krill, y la orca Orcinus sp. que se alimenta regularmente de otros mamíferos marinos y eventualmente incluso de tortugas y aves marinas. Las ballenas asesinas falsas y pigmeas Pseudorca spp. y Feresa spp. también pueden dirigirse a otros mamíferos marinos, pero lo hacen con menos frecuencia.

Los cetáceos a su vez presentan hábitos gregarios y participan en complejas interacciones sociales. Algunas especies que viven en grupos pueden ayudar a protegerse de los depredadores, por ejemplo el caso de los cachalotes, también se facilita la alimentación cooperativa y es útil en propósitos de apareamiento. Estas interacciones sociales requieren una comunicación flexible y habilidades cognitivas sofisticadas, y esto se relaciona con las intrincadas vocalizaciones de algunos taxones o el agrandamiento del cerebro de los cetáceos.

Monitoreo acústico pasivo

En un contexto de conservación, se han desarrollado metodologías novedosas para complementar la investigación de cetáceos basada en observación. En particular, la producción de sonido y sus sistemas auditivos, se adaptaron a su estilo de vida diaria principalmente acústica. A parte de ser esencial para los cetáceos, este uso del sonido permite a los investigadores humanos escudriñar y estudiar su comportamiento desde la distancia.

Ejemplo de algunas especies representativas

La ballena azul, Balaenoptera musculuses el animal más pesado de la tierra con 190 toneladas. Por su parte, el cachalote, Physeter macrocephalus, presenta el cerebro más grande del mundo con hasta 8 Kg. Se ha reportado que la ballena de Groenlandia, Balaena mysticetus, puede alcanzar una edad de más de 200 años.

Referencias

Marx, F. G., Lambert, O., & Uhen, M. D. (2016). Cetacean paleobiology. John Wiley & Sons.

Zimmer, W. M. (2011). Passive acoustic monitoring of cetaceans. Cambridge University Press.

Cetáceos (Cetacea): características, población y principales especies
Tu opinión importa: Valora el artículo