Aparato locomotor perros y gatos

Esqueleto perro doméstico

El aparato locomotor en perros y gatos es un sistema complejo que tiene como función mantener la estructura del cuerpo y realizar el trabajo mecánico (movimiento). Lo conforman en su mayoría el esqueleto (base rígida y estructural) y músculos (esfuerzo mecánico y locomotor).

En el aparato locomotor, el sistema esquelético es un conjunto de huesos, cartílagos, ligamentos y articulaciones que funcionan conjuntamente para realizar la función locomotora pasiva. El sistema muscular funciona junto a los huesos y ocupan la función locomotora activa.

Regiones corporales específicas del perro y el gato

●   Extremidades anteriores (hombros, brazo, codo, antebrazo, muñeca, mano).

●   Extremidades posteriores (Muslo, rodilla, tobillo y pie).

Esqueleto perros y gatos

El esqueleto de los perros y gatos podemos dividirlo en tres partes principales:

– Esqueleto axial: calavera, columna y tórax (costillas + esternón).

– Esqueleto apendicular: extremidades anteriores y posteriores.

– Esqueleto visceral: reducido en gatos y perros al hueso peneano.

Los huesos son las piezas duras que forman el esqueleto en vertebrados y pueden ser clasificados en función de su morfología:

Huesos largos: son más largos que anchos y con una forma generalmente cilíndrica (fémur, tibia, costillas).

– Huesos planos: suelen ser delgados y anchos y en ellos se comprenden la escápula o los huesos del cráneo por ejemplo.

– Huesos cortos: más anchos que largos. Ejemplo: huesos de la muñeca.

– Huesos irregulares: ejemplo, vértebras.

Los huesos en mamíferos perros y gatos están formados por una sustancia viva que necesita tanto inervación nerviosa como irrigación sanguínea. La rigidez se la otorgan sales minerales acumuladas en sus células, como el calcio y fósforo. Se distinguen distintas partes:

– Tejido compacto: capas de células superpuestas que dan rigidez y resistencia y rodean la periferia del hueso.

– Tejido esponjoso: se encuentra en el interior de los huesos.

– Cavidad medular: compuesta por un tejido diferente, en animales jóvenes (adultos solo en los más largos) se denominada médula ósea roja, se trata de un tejido altamente irrigado y es donde se encuentran todas las células precursoras de la sangre que van a dar nuevas células sanguíneas (glóbulos rojos, blancos y plaquetas). A medida que el animal va creciendo se convierte en médula ósea amarilla, que es principalmente un depósito de grasa (tuétano).

En general todos los huesos se pueden distinguir:

– Diáfisis: parte central de los huesos ocupadas principalmente por la cavidad medular.

– Epífisis: partes terminales de los huesos, rodeadas de tejido compacto y rellenas de tejido esponjoso.

– Periostio: membrana que recubre la parte externa de los huesos y altamente irrigada e inervada.

– Endostio: membrana que recubre toda las cavidades internas de los huesos, también irrigada e inervada.

– Cartílagos: sustancia resistente, deslizante y algo flexible que protege las partes susceptibles de rozamiento en los huesos.

En animales mamíferos jóvenes, cachorros perros y gatos, se puede identificar el cartílago de crecimiento, que se sitúa entre diáfisis y epífisis y, a medida que el animal crece, se va sustituyendo por tejido óseo permitiendo el crecimiento en longitud de los huesos largos.

Remodelación ósea

Es un proceso que se da de forma continua en los huesos que constituyen ciclos de destrucción/formación ósea en función de las necesidades del organismo. En la formación de los huesos son muy necesarios los minerales calcio y fósforos que se consumen con la dieta, pero para ser absorbidos necesitan vitamina D3, la cual se puede obtener o bien por la dieta o bien por síntesis en la piel estimulada por la luz solar (muy limitante en animales que se crían en cautividad).

En la síntesis intervienen dos tipos celulares muy importantes:

– Osteoblastos: intervienen en la formación ósea e incorporan el calcio y el fósforo provenientes de la sangre a las células óseas (estimulados por la hormona calcitonina).

– Osteoclastos: intervienen en la destrucción ósea incorporando el calcio y el fósforo a la sangre desde las células óseas (estimulados por la paratohormona).

Muchas patologías se relacionan con la acción incorrecta de estas células, la ausencia de los elementos minerales o las hormonas que controlan el proceso.

Columna vertebral

La columna vertebral en perros y gatos está formada principalmente por una cadena de huesos irregulares denominados vertebras que tienen como función proteger la espina dorsal de los animales, además de ofrecer sustentación, entre medias de cada vertebra hay discos de cartílago denominados discos intervertebrales. Todas las vértebras tienen una estructura más o menos común.

La columna vertebral se divide en 5 partes

●  Cervicales: en número de 7. Las dos primeras están muy modificadas y tienen nombres propios: atlas, unido frontalmente con la cabeza, carece de cuerpo y tiene apófisis transversas en forma de alas, sin apófisis espinosa. Axis, articulado con el atlas.

●  Torácicas: en número de 13. En sus caras laterales se articulan con las costillas.

●  Lumbares: en número de 7. Las apófisis transversales se inclinan hacia el lado craneal.

●  Sacras: son tres vertebras muy modificadas que se fusionan formando el sacro, que articula con los coxales de la cadera.

●  Caudales o coccígeas: de 20 a 23 y muy modificadas.

En resumen, la fórmula para perros y gatos es:

●  C7 T13 L7 S3 Ca20-23

Costillas perros y gatos

Las costillas son 13 pares de huesos largos que se articulan en su parte dorsal con las vértebras torácicas y según su articulación en su parte ventral, se dividen en:

●  Costillas verdaderas o esternales: son las 9 primeras y articulan directamente con el esternón.

●  Costillas falsas o asternales: las siguientes 4 costillas que contactan con el esternón mediante los cartílagos costales.

●  Costillas flotantes: es el último par y no se articulan ventralmente, son más pequeñas que el resto.

El espacio entre las costillas se denomina espacio intercostal.

Esternón perros y gatos

El esternón está formado por un conjunto de 8 segmentos denominados estenebras y articulados lateralmente con las costillas. Se distinguen dos partes:

●  Manubrio del esternón en su parte más craneal.

●  Apófisis sifoidea en su parte más caudal.

Miembro torácico (patas delanteras)

Hombro

●  Escápula: es un hueso plano y en forma de raqueta. Tiene una cresta espinosa que lo divide en dos en su parte lateral, es plana en la medial. Se articula con el húmero para formar la articulación del hombro.

●  Clavícula: solo está presente en el gato y poco desarrollada, en el perro puede aparecer pero de forma muy poco desarrollada. En él se agarran muchos músculos y tendones y le dan más amplitud de movimiento a la articulación del hombro. La clavícula no está articulada con nada.

Brazo

●  Húmero: es un hueso largo y algo retorcido que da sustentación al brazo, articula con el hombro en su parte dorsal, y con el cúbito y el radio en su parte medial, formando la articulación del codo.

Antebrazo

●  Radio: es el más craneal y algo más pequeño que el cúbito. Se articula con el húmero en dorsal y con el carpo en ventral.

●  Cúbito: es un hueso largo y situado en posición caudal. En su parte proximal o dorsal tiene una estructura en forma de palanca denominada olecranon, que correspondería a lo que llamamos codo.

Mano

●  Carpo: equivalente a la muñeca. Lo componen 7 huesecillos pequeños en dos filas, tres en situación proximal y cuatro distal.

●  Metacarpo: son 5 huesos que se denominan del I al V de distal a proximal. El I es el más corto y el III y IV los más largos. Se articulan con las falanges.

●  Falanges: son 3 en cada dedo salvo el primero que son 2, las más distales acaban en una apófisis ungueal, que va a dar lugar a las garras o uñas.

●  Sesamoideos: serian un refuerzo óseo plano que correspondería a los nudillos, hay uno por metacarpiano.

Importante: En la extremidad anterior hay 5 dedos tanto en perros como en gatos.

Miembro pelviano

Cinturón pelviano

Se constituye por los dos huesos coxales, que articulan entre sí en la sínfisis púbica en región ventral y la dorsal por las vértebras sacras (sacro).

●  Hueso coxal:  formado por 3 huesos unidos entre sí. De dorsal a ventral: ilion e isquion y pubis en posición lateral y ventral. Cuando se unen dejan una gran cavidad en posición lateral que es donde se insertará el trocánter del fémur, formando la articulación coxofemoral.

Muslo

●  Fémur: es un hueso largo que articula proximalmente con la cadera y con la tibia (con el peroné NO) y la rótula en el extremo distal.

●  Rótula: hueso parecido a los sesamoideos en la articulación de la rodilla.

Piernas

●  Tibia: es un hueso largo y prismático que articula proximalmente en la rodilla y de forma distal con el peroné y el tobillo donde se distingue un abultamiento llamado maléolo (el más exterior seria la tibia).

●  Peroné: hueso algo más pequeño que se articula con la tibia, se coloca casi pegado a la tibia, no articula con la rodilla, pero sí con el tobillo formando un segundo maléolo (el más interior).

Pies mamíros perros y gatos

●  Tarso: está formado por 7 huesos de los que cabe destacar los dos más grandes: el astrágalo que articula con la tibia y el peroné formando la articulación del tobillo, el calcáneo constituye una prolongación que en el humano es el talón, en perros y gatos se denomina corvejón y es donde se anclan determinados músculos.

●  Metatarso: existen 5 metatarsianos numerados también de más exterior a más interior (distal a medial). El primero solo es un cono de hueso romo que articula con el primer hueso tarsiano.

●  Falanges: en general solo hay cuatro dedos, pero puede haber un primer dedo con una o dos falanges en algunas razas de perro (san bernardos), el resto tiene 3 falanges. En algunos casos raros puede salir un sexto dedo (espolón).

Calavera

Los huesos que conforman lo que comúnmente se denomina “calavera” tienen como función dar protección y soporte a todas las estructuras del encéfalo, los órganos sensoriales y los sistemas de entrada de aire y de alimento.

Solo dos huesos son articulados, los maxilares que hacen articulación con los huesos temporales. Los huesos planos están unidos mediante suturas óseas que se forman como tal cuando el animal es adulto. En los cachorros y perros no desarrollados (como los toy), aparecen unidos por un cartílago flexible llamado fontanela.

Articulaciones perros y gatos

Definición: unión de dos o más huesos entre sí mediante un tejido fibroso, cartilaginoso o una mezcla de ambos.

Cartílago: tejido elástico y resistente que protege ciertas articulaciones óseas.

Según su estructura se clasifican en:

●  Fibrosas: se unen entre sí por un tejido fibroso.

– Temporales: el tejido fibroso se va sustituyendo por hueso (cartílago de crecimiento).

– Permanentes: no se sustituye por tejido óseo.

●  Articulaciones cartilaginosas: dos huesos unidos entre sí por cartílago (costillas al esternón).

●  Sinoviales: o diartrosis. No hay sustancia de unión, sino una cavidad rellena de líquido sinovial. Esta articulación permite gran amplitud de movimientos. Están constituidas por:

– Cartílago articular: rodea los extremos que forman la articulación.

– Cápsula articular: reforzada por ligamentos y que mantienen en su sitio el líquido sinovial.

– Cavidad articular: interior de la capsula y rellena de líquido sinovial.

– Ligamentos.

Principales articulaciones mamíferos perros y gatos

Vertebras

Articulaciones sinoviales entre los cuerpos de las vértebras, discos intervertebrales y entre los arcos vertebrales.

Miembro torácico

●  Hombro: articulación entre la escapula y el humero. Sinovial.

●  Codo: articulación entre humero, cúbito y radio. Sinovial.

●  Radiocubital proximal: flexión del antebrazo,

●  Radiocubital distal. Sinovial.

●  Carpo o muñeca: une radio, cubito y los carpianos. Sinovial.

● Carpometacarpiana: une carpos con los metacarpos.

●  Intermetacarpiana: articulación fibrosa permanente.

●  Interfalanginas: sinoviales.

Miembro pelviano

●  Sacroiliaca: sacro e ilion: sinovial.

●  Cadera: o coxofemoral, sinovial. Resulta dañada en la displasia de cadera, común en perros grandes.

●  Rodilla: o femerotibiorrotuliana. (el peroné no articula) sinovial.

●  Articulación del tarso (tobillos). Sinoviales también.

Cabeza

●  Temporomandibular: Hueso temporal y mandíbula. Sinovial.

●  Suturas craneales: fibrosas temporales, (fontanelas en cachorros).

Músculos perros y gatos

El sistema muscular del perro y del gato constituyen la parte activa del aparato locomotor anclándose a los huesos y tirando de ellos mediante ligamentos o tendones, que son tejidos fibrosos y prácticamente inextensibles que soportan mucha fuerza.

Los músculos están separados entre sí con láminas de tejido conjuntivo denominadas fascias, que son inextensibles y los mantienen bien colocados, además guían la dirección de la contracción de éste.

Los tendones pueden estar reforzados por vainas fibrosas a nivel de músculos, y sinoviales a nivel de la inserción con los huesos, que dan más movilidad.

Se pueden clasificar en:

– Tejido de músculo liso: Es un músculo involuntario, es decir, que no se puede mover de forma consciente. Rodea estructuras tales como los vasos sanguíneos, el sistema digestivo, etc.

– Tejido de músculo estriado cardíaco: Tiene una estructura muy característica con contracción involuntaria.

– Tejido de músculo estriado esquelético: Forma parte de todos los músculos del aparato locomotor así como del diafragma. Son músculos que se pueden mover de forma voluntaria y consciente, aunque puedan tener contracciones involuntarias denominadas reflejos.

En el musculo esquelético, las células (también llamadas fibras musculares) se agrupan formando haces musculares y éstos, a su vez, formando paquetes musculares con una contracción coordinada. Estas fibras contienen en su interior dos proteínas fundamentales para posibilitar la contracción: actina y miosina.

Cuando un impulso nervioso llega a la fibra muscular, se libera un neurotransmisor llamado acetilcolina, que al unirse a un receptor en la membrana celular de la fibra, promueven una serie de cambios que resultan en una liberación de calcio dentro del citoplasma. Este calcio activa un proceso consistente en el deslizamiento de la miosina sobre la actina, acortando la fibra y, por tanto, contrayendo el músculo.