Armadillos

Armadillo (dasipódidos)

Morfología

Los armadillos se caracterizan por presentar la superficie dorsal del cuerpo cubierta por placas óseas que cubren la cabeza, el tronco y en ocasiones las patas, además de la la cola del animal. En la región del centro, estas placas están separadas por piel blanda que le permite la movilidad al individuo. La espalda por su parte, es suavemente redondeada y presenta garras robustas en las cortas y fuertes patas (Ciuccio., 2015).

Taxonomía y distribución

Los armadillos son un grupo muy diversificado de mamíferos dentro del orden Cingulata con 21 especies descritas y, a su vez, agrupadas en la familia Dasypodidae. Por su parte, hay evidencia contundente en la literatura que agrupa a todos los representantes actuales y extintos en el continente Americano, más específicamente desde el sur de Estados Unidos hasta Tierra del Fuego en el Sur de Argentina, destacando algunos reportes de representantes extintos ocupando porciones de América Central.

Alimentación e importancia ecológica

Las especies de armadillos son omnívoros alimentándose de una gran variedad de alimentos, en algunos casos presentan herbivoria y necrofagia (Smith & Redford, 1990). La dieta del genero más representativo de armadillos Dasypus spp. se basa fundamentalmente en invertebrados como escarabajos (Coleoptera), hormigas (Formicidae), termitas (Isoptera), cucarachas (Blattodea), algunos miriápodos y grillos (Orthoptera), y el consumo de estructuras vegetales es principalmente enfocado a frutos, hojas y algunas semillas (Abba et al., 2011). A su vez, los armadillos presentan, debido a su relativa baja habilidad termorregulatoria (capacidad de regular la temperatura corporal), tasas metabólicas muy bajas (Loughry et al., 2015). Igualmente teniendo en cuenta el tipo de alimentación, los armadillos presentan un papel importante en el ciclo de la materia orgánica, y su rol ecológico en la red trófica está enmarcado por el control de algunas poblaciones de invertebrados (Rumiz, 2010).

Hábitat y Biología

En Suramérica los armadillos tienen hábitats muy variados, presentan hábitos semifosoriales y una estrecha relación con las áreas de actividades agropecuarias (Abba et al., 2011). Los armadillos son mamíferos asociales, con hábitos crepusculares y su sentido del olfato prima como sentido primario de comunicación, por encima de una visión y comunicación vocal poco desarrolladas; este olfato fino, a su vez, permite agrupar a los Dasypodidae dentro de los mamíferos macrosmáticos.

Reproducción del armadillo

En términos reproductivos, los armadillos machos tienen un par de testículos sin envoltura escrotal que se encuentran localizados al interior de la cavidad abdominal, las hembras por su parte presentan un surco urogenital y los ovarios están ubicados en la pelvis.

Dasypus novemcinctus es una especie que se reproduce una vez, generalmente pueden llegar a vivir hasta 15 años y el promedio de crías es de cuatro individuos (SEMARNAT, 2012), no obstante, el comportamiento reproductivo de la familia Dasypodidae ha sido incipientemente documentado.

Reconstrucción paleoambiental

Gracias al estudio de fósiles se sugiere que los armadillos estuvieron limitados a regiones tropicales y subtropicales templado-cálidas de América (Castro, 2014). Por su parte, históricamente, la evidencia arqueológica sugiere que los armadillos eran fuertemente explotados con fines alimenticios, para fabricar utensilios y objetos ornamentales (Abba & Vizcaino., 2011).

Principales amenazas

Las mayores amenazas para los armadillos son la perdida de hábitat por la expansión de la frontera agrícola, ganadera y urbana, además de la caza excesiva para consumo y control de abundancias poblacionales, los atropellos, y en menor proporción ataques por animales domésticos como perros (Pagnutti et al., 2014).

Algunos datos interesantes a destacar

La morfología de los pelos de los mamíferos es empleada para discriminar géneros y especies, esta es utilizada como complemento a los caracteres implementados convencionalmente con fines taxonómicos, como la dentición y morfología del cráneo, fuentes de caracteres no invasivos con un valor taxonómico importante.

Los pelos de los Dasypodidae no son la excepción, y como caracteres distintivos presentan ausencia de médula y son pelos de color blanco (Ibarra, Sanchez-Cordero & Stoner., 2016). A su vez, la coraza y los osteodermos son un carácter taxonómico relevante en estudios sistemáticos, estos últimos son proyecciones dérmicas del caparazón con una ornamentación característica a nivel de género y especie (Soibelzon., 2013); además, estas dos estructuras aumentan su tamaño a bajas latitudes.

Por su parte, la morfometría geométrica es una herramienta biológica con fundamentos matemáticos, que busca evaluar diferencias en el tamaño y forma de las estructuras, en este contexto de ideas, se analizó la morfología de algunos huesos de los machos y las hembras de una especie de Dasypodidae, detectando cambios en la forma pero no en el tamaño del húmero y el cúbito de las hembras, lo que le confiere a estas una cualidad estructural, estabilidad en el codo y hombro, sugiriendo una ventaja fosorial sobre el macho (Acuña et al., 2017).

Resumen de los armadillos

Los armadillos son un grupo de mamíferos pertenecientes al orden Cingulata que se caracterizan por presentar la superficie dorsal del cuerpo cubierta por placas óseas, a su vez, presentan una distribución limitada al continente americano, habitan ambientes muy variados desde el sur de estados unidos hasta el sur de Argentina.

Este grupo de mamíferos presenta hábitos semifosoriales, son asociales, crepusculares y su sentido del olfato prima como sentido principal de comunicación. Los armadillos presentan tasas metabólicas bajas y su alimentación se fundamenta en invertebrados como escarabajos, hormigas, termitas y algunos grillos con reportes de especies que presentan herbivoria o necrofagia. Por consiguiente, la importancia ecológica del grupo radica en el control de poblaciones de invertebrados y en el ciclo de la materia orgánica.

En términos reproductivos, es poco lo que se conoce sobre su comportamiento reproductivo, los machos presentan un par de testículos ubicados al interior del abdomen, las hembras, no obstante, poseen un surco urogenital y los óvulos se posicionan en la pelvis.

A nivel taxonómico, los osteodermos y los pelos pueden llegar a ser estructuras morfológicas con un gran valor informativo a la hora de discriminar géneros y especies de Dasypodidae. A su vez, una reconstrucción paleoambiental permitió sugerir que los armadillos estuvieron limitados a regiones tropicales y subtropicales templado-cálidas de América.

Para finalizar, las principales problemáticas que afrontan los armadillos en la actualidad, abarcan la expansión de la frontera agrícola, urbana y ganadera, además de la caza excesiva.

Bibliografía

Abba, A. M., & Vizcaíno, S. F. (2011). Distribución de los armadillos (Xenarthra: Dasypodidae) en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Mastozoología neotropical, 18(2), 185-206.

Abba, A. M., Cassini, G. H., & Galliari, F. C. (2011). Nuevos aportes a la historia natural de la mulita pampeana Dasypus hybridus (Mammalia, Dasypodidae). Iheringia, Série Zoologia, 101.

Acuña, F., Sidorkewicj, N. S., Popp, A. I., & Casanave, E. B. (2017). A geometric morphometric study of sex differences in the scapula, humerus and ulna of Chaetophractus villosus (Xenarthra, Dasypodidae). Iheringia. Série Zoologia, 107.

Castro, M. C. D. (2014). Revisión, morfología, filogenia y evolución de los Dasypodini (Xenarthra, Cingulata, Dasypodidae) (Doctoral dissertation, Facultad de Ciencias Naturales y Museo).

Ciuccio, M. (2015). Ecología comportamental de los dasipódidos en el pastizal pampeano, con particular consideración de los hábitos alimenticios: enfoque eco-morfo-fisiológico.

Ibarra, I. I. B., Sánchez-Cordero, V., & Stoner, K. E. Morfología del pelo en mamíferos terrestres.

Loughry, W. J., Superina, M., McDonough, C. M., & Abba, A. M. (2015). Research on armadillos: a review and prospectus. Journal of Mammalogy, gyv005.

Pagnutti, N., Gallo, J., Superina, M., Vizcaíno, S. F., & Abba, A. M. (2014). Patrones estacionales de distribución espacial y área de acción del piche llorón, Chaetophractus vellerosus (Cingulata: Dasypodidae), en Magdalena, Buenos Aires, Argentina. Mastozoología neotropical, 21(1), 59-65.

Quesada, J. R. E. (2012). Plan de manejo tipo para armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus) modalidad intensiva.

Rumiz, D. I. (2010). Roles ecológicos de los mamíferos medianos y grandes. Distribución, Ecología y Conservación de los Mamíferos Medianos y Grandes de Bolivia. Editorial. Centro de Ecología Difusión Simón I. Patiño, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Smith, K., & Redford, K. H. (1990). The anatomy and function of the feeding apparatus in two armadillos (Dasypoda): anatomy is not destiny. Journal of Zoology, 222(1), 27-47.

Soibelzon, E., Medina, M., & Abba, A. M. (2013). Late Holocene armadillos (Mammalia, Dasypodidae) of the Sierras of Córdoba, Argentina: Zooarchaeology, diagnostic characters and their paleozoological relevance. Quaternary International, 299, 72-79.