Zorro gris patagónico, Lycaloppex gymnocercus, chilla

Zorro gris patagónico, Lycalopex griseus,  Lycalopex gymnocercus, chilla
Zorro gris patagónico, Lycalopex gymnocercus, chilla
Dick Culbert/CC BY 2.0

Te presentamos al zorro gris patagónico, también conocido como zorro pampa o chilla, entre otras denominaciones. A nivel taxonómico reviste cierta controversia, aunque en esta ficha informativa seguimos la postura de aquellos autores que tratan a Lycalopex griseus como la misma especie que Lycaloppex gymnocercus. A su vez se reconocen subespecies: Lycalopex gymnocercus antiquus, Lycalopex gymnocercus gracilis, Lycalopex gymnocercus gymnocercus, Lycalopex gymnocercus lordi.

Lycaloppex gymnocercus se clasifica en el orden Carnivora y familia Canidae. En inglés es denominado comúnmente Pampas Fox.

Aprende a identificar al zorro gris patagónico

La mayor parte del pelaje es gris rayado, la parte inferior el pelo es marrón claro o pardo. La cabeza es de color cobrizo u oxidado con manchas color blanco y una mancha negra en la parte inferior en la barbilla.

Las orejas son grandes, asimismo la cola es prolongada y espesa. Los colmillos son relativamente pequeños, los molares del zorro pampa son de buen tamaño. Pueden pesar de 2 a 4 kilogramos. Del suelo a los hombros, la altura estándar es de 40 cm. Sin contar la cola, el cuerpo y la cabeza abarcan una longitud de 42 a 68 cm. La cola mide de 30 a 36 cm.

Los parámetros anteriores son generales, difieren específicamente a nivel de subespecies.

Hábitat del zorro gris patagónico

El zorro gris patagónico vive en tierras preferentemente bajas con climas templados, en pastizales, sabanas, bosques de matorral, a las orillas de los bosques y desiertos. Los lugares con suelos arenosos y abundancia en arbustos son los preferidos por la especie. Su rango altitudinal es hasta los 4000 m.

Reproducción y cría

Son mamíferos monógamos, generalmente el macho mantiene a la hembra todo el año cerca incluso en la crianza. Ocasionalmente se puede ver que alguna segunda hembra vive en ese territorio ayudando con la crianza.

La época de apareamiento se da de agosto a septiembre y los cachorros nacen comúnmente en octubre. La gestación dura de 53 a 60 días. Cada camada tiene de 2 a 6 miembros. Transcurrido 1 mes o 6 semanas, las crías comienzan a alejarse del nido en compañía de sus madres. Cuando llega el mes de enero, los jóvenes ya son más independientes y salen a cazar animales pequeños como mamíferos o algunos insectos. Al superar el año de nacidos alcanzan la edad reproductiva.

Tanto el macho como la hembra cooperan para cuidar a la cría. Las hembras protegen a los bebés y los amamantan. Los machos proporcionan alimento para las madres y buscan lugares idóneos para cazar y alimentarse.

Se desconoce con certeza cuánto tiempo viven en promedio, aunque hay registro de vida entre 8 a 13 años.

Comportamiento y comunicación

Los machos buscan un territorio el cual defiende para tener a su pareja durante todo el año y a sus crías. Pueden llegar a aparearse con una hembra secundaria, la cual ayudará a cuidar de los cachorros de la hembra principal. En lo demás, son solitarios y territoriales, con preferencia por el crepúsculo o durante la noche, también puede estar activo por el día.

Alimentación de Lycaloppex gymnocercus

El zorro gris patagónico es descrito como un mamífero omnívoro. Especialmente consumen conejos y aves, mamíferos de menor tamaño, algunos insectos, huevos, lagartos y ranas (ver ranas y sapos). Pocas veces llegan a consumir carne de mamíferos más grandes. Los roedores (puedes acceder a información sobre roedores si es de tu interés) y la carroña son el alimento principal cuando el invierno está presente. Los jóvenes consumen frecuentemente insectos y artrópodos cuando comienzan a cazar. Igualmente la especie completa su dieta con frutos y otros vegetales.

Distribución y amenazas

Distribución del zorro gris patagónico, chilla
Distribución del zorro gris patagónico, chilla

El zorro gris patagónico vive en Sudamérica, particularmente en la Patagonia y toda la zona oeste de Argentina. Fue introducido en la provincia argentina conocida como Tierra del Fuego con el fin de controlar a las poblaciones salvajes de conejos europeos, es en esa área donde se concentran la mayor cantidad de zorros grises patagónicos hoy en día. También es visible en Chile, Perú (en menor intensidad), las islas Malvinas, y en la cordillera de los Andes.

Aparece regulado, en cuanto al tráfico de especies, en el apéndice II de la CITES. Según la UICN el zorro gris patagónico no está amenazado en tiempos actuales, sin embargo, en antaño era muy frecuente su caza y el comercio de su piel. Por lo que de vulnerable ha pasado a preocupación menor, incluso parece que las poblaciones se mantienen estables, si se tiene en cuenta que la caza ilegal sigue estando presente.

No es menor cierto que en algunas áreas en específico, por ejemplo, ciertas poblaciones en Chile, está evaluado a través de su normativa interna como vulnerable.