Coyote Canis latrans

CaliforniaDFW/CC BY 2.0
Coyote, Canis latrans

Características y descripción

El coyote, Canis latrans, es una especie de cánido perteneciente al orden Carnivora (Carnívoros). La evolución de esta especie puede rastrearse hasta un pequeño ancestro extinto con forma de zorro, endémico a Norteamérica y que existió hace 10.3 a 3.6 millones de años. Los coyotes modernos empezaron a surgir en el Pleistoceno medio y eran más grandes y robustos en respuesta a competidores y presas más grandes. Hoy en día se reconocen hasta 19 subespecies de coyote.

Canis latrans tiene una longitud corporal que va de los 70 a los 97 cm y una cola que mide entre 30 a 38 cm. Pueden llegar a pesar entre 9 y 16 Kg. La coloración de estos animales varía entre un gris marrón y un gris amarillo en el dorso. El cuello y el vientre son blancos, mientras que las extremidades anteriores, los lados de la cabeza, el hocico y las patas son de un color marrón rojizo. Las poblaciones del norte en general tienen un pelaje más áspero y largo con un tono negro en el dorso, mientras que las poblaciones halladas en zonas desérticas tienen un tono amarillo con un pelaje más corto. El coyote muda su pelo una vez por año comenzando en mayo y finalizando en junio con una caída masiva. Las orejas de estos animales son largas en comparación a su cabeza, el hocico también es largo y delgado.

Alimentación ¿Qué come el coyote?

Los coyotes tienen hábitos alimenticios muy versátiles. Son animales predominantemente carnívoros por lo que su dieta se compone en su mayoría de mamíferos pequeños como conejos, ardillas y ratones, en ocasiones pueden llegar a alimentarse de aves, serpientes, grandes insectos y otros animales invertebrados. Si bien prefieren la carne fresca, el coyote también puede llegar a alimentarse de carroña. En áreas urbanas y sub-urbanas los coyotes pueden alimentarse de basura humana y de pequeñas mascotas. También consumen plantas como el abeto de navidad, cedro blanco, fresas y manzanas, llegando a ser una fuente muy importante de su nutrición en invierno.

Cuando se trata de presas pequeñas, El coyote caza en solitario acechando a la presa y luego saltando sobre ella. Para presas más grandes como venados, varios individuos se agrupan y comienzan a perseguir al animal por turnos hasta que este se cansa o lo comienzan a guiar al lugar donde se encuentre un miembro oculto de su manada. Pueden perseguir a su alimento hasta por 400 metros a velocidades que alcanzan los 65 Km/h.

Reproducción de los coyotes

Los coyotes se reproducen en pares reproductivos y en manadas conformadas por grupos familiares compuestos por un par dominante y las crías de años anteriores. La época reproductiva tiene lugar entre enero y marzo dependiendo de la latitud. El coyote no es un animal monógamo en sí, aunque las parejas crean lazos muy fuertes y pueden permanecer juntas por muchos años. Tras un periodo de gestación de alrededor de 63 días, la hembra pare a una camada de cerca de 6 cachorros, los cuales son amamantados en madrigueras excavadas en laderas inclinadas, bajo salientes de piedra o en troncos huecos. Transcurridas tres semanas los cachorros comienzan a andar y reciben alimentos regurgitados de sus padres, aunque las crías son destetados completamente a las cinco o siete semanas de edad. Si el par reproductivo está integrada en una manada, individuos pertenecientes a la misma pueden ayudar en la crianza. A los 9 meses, los coyotes alcanzan su tamaño adulto y pueden permanecer con la manada o dispersarse. Es común que el coyote llegue a hibridizar con perros domésticos e incluso con lobos.

Distribución geográfica y hábitat ¿Dónde vive el coyote?

hábitat y distribución de Canis latrans, coyote

Se creía que los coyotes estaban restringidos a las planicies suroccidentales de Estados Unidos y Canadá, y al norte y centro de México, antes de la colonización europea en América. Durante el siglo XIX, los coyotes comenzaron a expandirse tanto al norte y al sur. Para el siglo XX, éstos ya habían ocupado todo Estados Unidos y México, incluso comenzaron su expansión hacia el sur de América Central, todo Canadá y el norte de Alaska.

Hoy en día esta especie continúa su expansión en Panamá, en donde en el 2013 se empezaron a generar reportes de avistamientos de este animal hacia el lado sur del canal. En años recientes también se han conseguido registros fotográficos de coyotes en las costas pacíficas colombianas pero aún no se ha conseguido obtener muestras de ADN de estos individuos.

El coyote es una especie de mamífero bastante adaptable, utiliza casi cualquier ecosistema que esté a su alcance incluyendo praderas, bosques, desiertos, montañas y ecosistemas tropicales. También es capaz de adaptarse a áreas con recursos humanos por lo que es común verlos en zonas urbanizadas.

Datos adicionales de Canis latrans

Con una población abundante y un rango en expansión, no hay un requerimiento de conservación para la especie Canis latrans por lo que se encuentra categorizada como de preocupación menor por la Lista Roja de Especies Amenazadas. No obstante, los coyotes ocupan reservas y parques naturales a lo largo de todo su rango de ocupación, incluso existen leyes de regulación para la caza de este animal como es el caso de Estados Unidos.

El coyote tiene un impacto negativo en actividades humanas, ya que son transmisores de enfermedades como la rabia y también pueden llegan a atacar al ganado y a dañar algunos cultivos; sin embargo, estos cánidos tienen un rol fundamental en el ecosistema como controladores de plagas de roedores.

Taxonomía. Clasificación de Canis latrans

Dominio: Eucarya, organismos celulares con núcleos verdaderos.
Reino: Animalia, animales.
Subreino: Eumetazoa, presentan tejidos, órganos y masa corporal.
Filo: Chordata, existencia de cuerda dorsal.
Subfilo: Vertebrata, animales con columna vertebral.
Clase: Mammalia, mamíferos que se caracterizan por tener glándulas mamarias, pelo y mandíbulas.
Orden: Carnivora, carnívoros
Suborden: Caniformia, caniformes
Familia: Canidae, cánidos, animales digitígrados con hocico pronunciado.
Género: Canis
Especie: Canis latrans. Say, 1823