Inicio » Tipos de mamíferos artiodáctilos » Impala, Aepyceros melampus, un animal elegante de África

Impala, Aepyceros melampus, un animal elegante de África

Impala, Aepyceros melampus

El nombre impala proviene de la etnia Zulú del sudeste africano y su nombre científico es Aepyceros melampus, también conocido como el impala sudafricano. Estos animales gráciles y esbeltos son considerados los más elegantes y los antílopes más comunes del África meridional y oriental.

Conoce el hábitat, características y comportamiento de este hermoso y peculiar animal.

Historia del Aepyceros melampus

Los impala, de nombre científico Aepyceros melampus son mamíferos artiodáctilos de la familia Bovidae (ver orden). Europa lo conoció gracias al explorador y zoólogo alemán Hinrich Lichtenstein, quien viajó a África entre 1802 y 1806 y describió por primera vez este hermoso animal al público europeo en 1812. Inicialmente se relacionaban con gacelas pero actualmente se ha clasificado como antílope y se reconocen varias subespecies.

El impala ¿Cómo es este esbelto animal?

Estos animales exponen una belleza salvaje al mismo tiempo que su gracia y elegancia. Tienen una talla mediana similar a las gacelas, pueden pesar entre 40 y 65 kilos y su longitud corporal es de 1,1 a 1,5 metros. Los machos se distinguen fácilmente de las hembras porque son más grandes y solo ellos tienen cuernos.

Su cuerpo es de color pardo rojizo en la parte superior y se torna un poco más claro en el cuello, las extremidades y los costados. Tiene unas manchas blancas encima de sus grandes ojos oscuros, en la barbilla y en la parte de abajo de la cola, también su vientre es blanco. Poseen unas manchas negras alrededor de las ancas y en las puntas de las orejas.

Una peculiaridad de estos animales es que poseen unas glándulas en la frente y en los talones de las patas de atrás. Se diferencia de otros antílopes en que tiene unos mechones de pelo negro, grueso y largo justo por arriba de los talones traseros, que cubren esta glándula con la cual emite señales olorosas a los demás individuos de su especie.

Los cuernos de los machos pueden llegar a medir 90 cm, son delgados con las puntas muy separadas y tienen forma de lira.

¿Dónde vive el impala?

Distribución del impala, Aepyceros melampus

El hábitat natural de Aepyceros melampus son las sabanas, pastizales y bosques de África oriental y meridional. Su preferencia siempre es la sombra en lugares cercanos al agua.

Su área de distribución histórica es en países como Kenia, Zambia, Zimbawe, Tanzania, Namibia y Sudáfrica entre otros. Actualmente se han creado áreas protegidas como el delta del Okavango en Botswana, el parque Kruger en Sudáfrica y otros parques nacionales como Ruaha, Serengeti y la reserva de caza Selous en Tanzania.

¿De qué se alimenta el Aepyceros melampus?

Son herbívoros que se alimentan principalmente de hojas, matorrales y pastos. Dependiendo de la disponibilidad de recursos pueden comer frutas y vainas de acacia. Se pueden observar en grandes manadas en busca de alimentos. Deben beber agua al menos una vez al día, es por esto que requieren de fuentes de agua cercanas en su territorio.

Reproducción

El impala alcanza su madurez sexual a los 18 meses aproximadamente. La época para aparearse es de abril a junio y en menor medida en septiembre y octubre. En esta temporada los machos se enfrentan en violentos combates para establecer sus harenes. Si bien las luchas se ven fuertes no les provocan la muerte y rara vez salen heridos. El macho es territorial y protege activamente a su grupo de hembras contra cualquier rival. Para aparearse con ellas vocaliza un sonido muy fuerte parecido al rugido del león.

Toda esta actividad resulta realmente agotadora ya que debe luchar, proteger al grupo y aparearse, por lo que normalmente no puede sostener esta situación por más de unos pocos meses antes de ser destronado por otro macho. Los que pierden las batallas forman sus propios grupos o manadas de solteros.

Siete meses después del apareamiento la hembra se aísla de la manada y da a luz una cría (raramente dos) que amamantará por seis meses. Durante algunos días el cervatillo se esconde entre los matorrales y después de eso se unen a la manada. Las crías machos al crecer deben dejar la manada y conformar sus propios grupos de machos solteros.

El impala y sus costumbres

El impala es uno de los antílopes más ágiles y rápidos, son grandes saltadores ya que pueden llegar a brincar 3 m de alto y 10 de longitud. Cuando se sienten amenazados por sus predadores naturales (pumas, hienas…) emiten un grito de alerta, corren a gran velocidad y buscan la vegetación densa para refugiarse. Son activos de noche y de día, siempre están buscando hojas y tallos para alimentarse. Se reúnen en grupos a veces de cientos de individuos. En estado silvestre pueden llegar a vivir hasta 15 años.

En época de sequía se reúnen en grupos muy grandes y se desplazan en busca de alimento y agua, sin embargo, durante la temporada de lluvia cambia la organización social ya que se forman grupos de machos jóvenes solteros separados de las hembras y su prole.

Aepyceros melampus no se considera en peligro de extinción por el momento ya que su población se mantiene estable en su ambiente natural y habita en numerosas áreas protegidas. Actualmente este hermoso animal se encuentra catalogado dentro de las especies de preocupación menor.

Literatura consultada

– Álvarez Romero, J. (2005).

– Lorenzen, Eline. (abril de 2006).

– Estes, Richard. Impala. Centro de Ecología Tropical y Conservación, Universidad de Antioch, Keene. https://www.britannica.com/animal/impala