León marino, Otarios, familia Otariidae

León marino: otarios

Características y descripción

Los Otarios, familia: Otariidae, también denominados otaríidos, son uno de los tres conjuntos de mamíferos acuáticos del orden Carnívora (Carnívoros) que integran la Superfamilia Pinnipedia o Pinnípedos. Tradicionalmente, este grupo ha sido dividido en dos subfamilias: los otarinos, conocidos como leones marinos y los artocefalinos, conocidos como osos marinos y lobos marinos. No obstante, recientes análisis filogenéticos borraron esta barrera entre ambos grupos, pero aún se mantiene esta distinción debido a evidentes diferencias de orden morfológico y comportamental.

Todos los otarios son sexualmente dimórficos. Los machos llegan a ser desde dos a cuatro veces más grandes, tienen una cabeza, cuello y pecho proporcionalmente mayores y cuentan con una gama de colores más amplia que las hembras. Son animales un poco más pequeños que los fócidos o focas verdaderas. Tienen cabezas y afilados caninos similares a los de los perros. Todas las especies tienen pequeñas orejas en forma de conos a diferencia de las otras familias de pinnípedos. Las aletas son negras y pueden tener poco o nada de pelo, las delanteras están dirigidas hacia adelante lo que favorece que puedan moverse mejor en tierra firme. Los músculos pectorales se encuentran bien desarrollados para proveer propulsión a las aletas delanteras. También presentan una pequeña pero distintiva cola.

Los otarinos cuentan con un pelaje compuesto de gruesos pelos de guarda. Las hembras son generalmente marrones oscuro a marrones claro, mientras que los machos adoptan coloraciones desde el blanco al negro. Los artocefalinos, oso o lobos marinos, por su parte tienen un pelaje de pelos de guarda que emergen de un denso y fino vello marrón que muchas veces no es distinguible. Las hembras son generalmente grises con vientres más pálidos y los machos varían entre blancos, rojizos y negros dependiendo de la especie.

El león marino presenta una crin en el cuello y en la parte anterior del dorso, de ahí su denominación común, aunque esta característica solo está presente en los ejemplares machos: los osos marinos poseen pelo en estado de adulto y, a diferencia de los anteriores, desde antaño se los ha considerado con mayor valor comercial desde el punto de vista del comercio de la peletería.

Distribución geográfica y hábitat

osos. lobos marinos

Oso marino: Otarios

Los otarios cuentan con una distribución compleja a lo largo del globo. Cuatro géneros de otarios habitan el norte del océano Pacífico y todos llegan a coexistir únicamente en la isla de San Miguel en California (el oso marino ártico, Callorhinus ursinus; el león marino de Steller, Eumetopias jubatus; el león marino de California, Zalophus californianus; el lobo fino de Guadalupe, Arctocephalus townsendi). Dos especies viven en el ecuador (el lobo peletero de las Galápagos, Arctocephalus galapagoensis, y el león marino de las Galápagos Zalophus wollebaeki) y dos son encontradas a lo largo de las costas del Pacífico y el Atlántico en América del Sur (el lobo marino sudamericano, Otaria byronia y el lobo marino de dos pelos, Arctocephalus australis). Una especie esta confinada a las islas de Juan Fernández en Chile (el lobo fino de Juan Fernández, Arctocephalus philipii). Una subespecie se ubica en la punta sur del continente Africano (el lobo de El Cabo, Arctocephalus pusillus pusillus) y una subespecie de la misma está en las costas del suroriente Australiano (el lobo marino australiano, Arctocephalus pusillus doriferus). Nueva Zelanda y Australia cuentan con una especie de leones marinos cada una (el león marino de Nueva Zelanda, Phocarctos hookeri, y el león marino australiano, Neophoca cinerea, respectivamente), y el lobo marino de Nueva Zelanda ( Arctocephalus forsteri) puede ser encontrado en ambos lugares. El león marino subantártico (Arctocephalus tropicalis) se reproduce en una serie de islas entre Nueva Zelanda y la convergencia antártica. El lobo marino antártico (Arctocephalus gazelle) se reproduce al sur del sitio en donde convergen el océano Índico y Atlántico hasta la península Antártica. Finalmente el lobo marino sudamericano, Otaria flavescens, es un habitante localizable en determinadas costas de América del Sur.

Alimentación

Los otarios, león, lobo y osos marinos, son animales carnívoros que componen su dieta de peces, calamares y krill. Los leones marinos tienden a alimentarse cerca de las costas en zonas de surgencia, alimentándose de peces más grandes. Los lobos marinos en cambio, hacen viajes más largos desde la costa y pueden subsistir de un gran número de pequeñas presas.

Reproducción

Los otarios generalmente se reúnen en tierras rocosas de costa para reproducirse. Son animales poligínicos en donde los machos resultarán apareándose con varias hembras. Si bien son animales sociales, no cuentan con jerarquías bien establecidas entre las congregaciones. El nivel en el que los machos toman control de los territorios o de las hembras varía entre cada una de las especies.

Alrededor de un año después de aparearse, la hembra da a luz a un solo cachorro en tierra, aunque también son comunes los casos de nacimientos en el agua. Las crías son cuidadas por su madre hasta que alcanzan los seis meses de edad. Éstas aprenden a nadar desde que tienen solo un par de meses y para entonces ya salen con su madre para desarrollar sus instintos cazadores.

Datos adicionales

La Lista Roja de Animales Amenazados categoriza a muchos otarios como vulnerables, puesto que se enfrentan a un alto riesgo de extinción en estado salvaje. El lobo marino peletero de las Galápagos se encuentra vulnerable debido a parásitos y predadores. El lobo marino fino de Juan Fernández se encuentra amenazado por una población limitada resultado de entrecruzamiento con otras especies. El lobo fino de Guadalupe es vulnerable por una caza excesiva. El oso marino ártico está amenazado por una degradación y pérdida de hábitat debida a actividades humanas. Los leones marinos de Nueva Zelanda frecuentemente resultan enredados accidentalmente en las mallas de pesca que causan su muerte. Finalmente, el león marino de las Galápagos está sujeto a las consecuencias ambientales ocasionadas por el fenómeno de El Niño y a la caza ilegal.

León marino, oso y lobo marino: los Otarios
Tu opinión importa: Valora el artículo